¿Tu hijo se chupa el dedo? Efectos bucodentales | PropDental
Inicio » ¿Tu hijo se chupa el dedo? Estos son los efectos bucodentales

¿Tu hijo se chupa el dedo? Estos son los efectos bucodentales

Publicado por Dr Dario Vieira Pereira el 11 octubre 2018 en Artículos sobre Odontologia general

Actualizado el 10 octubre 2018

Chuparse el dedo pulgar es un reflejo natural en los niños más pequeños. Pero, ¿Sabías que puede provocar que el niño lleve aparatos en el futuro? ¿Qué efectos tiene a nivel bucodental chuparse el dedo?

Los bebés y niños pequeños se sienten más seguros y relajados cuando de chupan el dedo. Especialmente entre los más pequeños, les ayuda a conciliar el sueño y conocer el mundo que les rodea. Este hábito no es en sí malo, pero puede tener efectos bucales si se alarga mucho en el tiempo.

De hecho chuparse el dedo es positivo hasta que llega el cambio de dentición. En función de cada niño el cambio de dientes suele alargarse más o menos años, pero es un momento fundamental en la infancia. Cuando aparecen los dientes permanentes el hábito de chuparse el pulgar puede causar problemas con el buen desarrollo bucodental y la formación de las piezas dentales.

Efectos bucodentales de chuparse el dedo

Estas son algunas consecuencias de chuparse el dedo si los niños mantienen el hábito con el tiempo de los años:

  • Cambios en el paladar. Chuparse el dedo, los chupetes o el uso del biberón puede generar cambios en el paladar.
  • Alineación de los dientes. Muchos casos de niños que requieren ortodoncia en la infancia tienen origen en hábitos como chuparse el dedo. Mala alineación, dientes apiñados... Succionar el pulgar es uno de los factores que influye en la mala alineación dental.
  • Infecciones bucales. Los más pequeños quieren tocar todo lo que hay alrededor y a menudo tienen las manos sucias. De este modo los dedos se convierten en una gran fuente de transmisión de bacterias que puede generar infecciones bucodentales.
  • Dificultades en el habla.

En la mayoría de casos los niños abandonan este hábito a partir de los dos y cuatro años de edad. Pero si el niño mantiene estos hábitos en el tiempo y notas algunos problemas a nivel bucal, lo mejor es llevarlo cuanto antes al odontopediatra. De hecho los expertos aconsejan llevar al pequeño a la consulta de forma regular a partir de la erupción de las primeras piezas dentales. De este modo podremos controlar su desarrollo bucodental y prevenir la mala posición de los dientes de leche.

En las clínicas PropDental contamos con especialistas en el trato con los más pequeños. Además realizamos un estudio personalizado y adaptamos las técnicas más avanzadas en prevención infantil para garantizar un buen desarrollo bucodental de los más pequeños.

Sobre el autor:

Dr Dario Vieira Pereira
Licenciado en odontología. Se ha especializado con el Máster en Cirugía e implantología por la Universidad de Barcelona, y completó su formación con el Diploma de Estudios Avanzados en la Facultad de Odontología de la misma Universidad.

Licenciado en Odontologia 1996-2001
Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona 2001-2004
Diploma de estudios avanzados del Doctorado con clasificación de excelente 2006.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Tu hijo se chupa el dedo? Estos son los efectos bucodentales"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
    PEDIR CITA
    TE LLAMAMOS

    Te llamamos
    Pide cita