CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Una visita al dentista, sin miedo

Una visita al dentista, sin miedo

Publicado por Dr. Dario Vieira el 19 mayo 2016 en Odontologia

El miedo al dentista es una sensación muy común entre los niños pequeños. El olor del consultorio, los ruidos de los utensilios, la forma de los materiales, la mascarilla del odontólogo… Hay muchos elementos que les pueden hacer sufrir. Aunque cada vez existen más clínicas dentales adaptadas para los más pequeños, entre todos –padres y profesionales– debemos hacer un esfuerzo para que los niños se sientan lo más acompañados y cómodos posible cuando estén sentados en el sillón dental. De hecho, los padres desempeñan un papel muy importante para lograr que la visita al dentista sea una experiencia placentera. Muchos estudios han constatado que, si los padres también tienen miedo, es probable que sus hijos también. ¿Qué podemos hacer para conseguir una visita al dentista tranquila y sin miedo? Los dentistas en Clínicas Propdental conocen algunos trucos.

¿Qué hacer para que la visita al dentista se desarrolle sin problemas?

  • Los padres que acompañen al niño deben evitar, en primer lugar, mostrar un comportamiento poco habitual y temeroso. Aunque no lo parezca, los infantes detectan especialmente este comportamiento que, como ya hemos dichos, puede contagiarse.
  • A diferencia de otros profesionales, nosotros recomendamos que, cuando tengas programada una visita al dentista, le cuentes a tu hijo la verdad. Nada de mentiras. Sin embargo, no le cuentes demasiados detalles: brinda respuestas simples a sus preguntas y deja que el odontopediatra se encargue de las más complicadas.
  • Padres y profesionales deben evitar a toda costa pronunciar palabras como “daño”, “inyección” o “doloroso” para no alterar al niño.
  • Bajo ningún concepto le cuentes a tu hijo las malas experiencias que has tenido con el odontólogo, o al menos no lo hagas hasta que sea más mayor y ya tenga su propia concepción de la profesión.
  • Para neutralizar la ambigüedad y lo desconocido, puedes hablarle de la importancia de tener unos dientes y unas encías saludables, y contarle que el dentista es un médico agradable que ayuda a hacer esto posible.

Recuerda que es completamente normal que los niños sientan miedo, sobre todo en su primera visita al dentista. Es una situación nueva para ellos, y su organismo está en estado de alerta hasta que no se familiariza con lo desconocido. Los odontopediatras, especializados en infantes, saben exactamente cómo tratar a los niños y qué deben hacer para que se sientan tranquilos y relajados. Confía en nuestros profesionales, ellos te ayudarán.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Una visita al dentista, sin miedo"

Deja tu comentario