CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Vale la pena empastar los dientes de leche cariados?

¿Vale la pena empastar los dientes de leche cariados?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 2 Marzo 2016 en Odontologia

A día de hoy encontramos a muchos padres que se preocupan por la salud oral de sus hijos, por lo que suelen preguntarle al especialista en Odontopediatría de Propdental si realmente es necesario que aquellos niños que cuentan con dientes de leche reciban empastes cuando una de sus piezas dentales termina por cariarse.

Normalmente el razonamiento que siguen los padres al hacerse una pregunta como esta es el siguiente: “si el diente de leche terminará por caerse de todos modos, ¿no sería más sencillo esperar a que se caiga en lugar de tener que acudir al dentista y que éste sea quien elimine la caries?” Naturalmente, los padres, en su desconocimiento en la materia, no tienen en cuenta el factor de que los dientes de leche juegan un papel muy importante durante todo el tiempo en el que estos se encuentran en la boca, y en que resulta fundamental que los mantengamos saludables hasta que estos terminen sustituyéndose de forma natural por la dentición definitiva.

La caries dental en los dientes de leche

Pese a que todos somos conocedores del destino que tienen los dientes de leche de los seres humanos, estos cumplen un papel fundamental de cara a la correcta evolución de nuestro desarrollo oral. Cuando estos están sanos, ayudan a los más pequeños a que puedan comer todo tipo de alimentos, e inclusive a hablar. Además, también sirven de guía para los dientes definitivos, manteniendo el espacio ideal para que estos erupcionen, y faciliten la correcta oclusión de los dientes permanentes. En cambio, en el momento en el que estos terminan por infectarse, pueden ocasionar graves problemas incluso llegando a dañar los dientes permanentes que se están desarrollando por debajo de éstos, e inclusive pueden llegar a causar que la infección termine escampándose en otras partes del cuerpo, lo que puede llegar a comportar infecciones inclusive en el cerebro, en los casos más graves.

Una vez que hemos comprendido la importancia que tienen los dientes de leche, debemos hablar sobre si éstos deben ser empastados o no.

¿Hay que realizar un empaste dental en un diente de leche cariado?

Cuando pensamos en la decisión de realizar un empaste en un diente de leche, tendremos que tener en cuenta un par de cosas muy importantes: en primer lugar, cuánto usará el niño el diente enfermo, y cómo de grande es la caries que le afecta.

Para comenzar, debemos hablar acerca del uso que el niño tiene quedarle al diente que se encuentra afecto. Resulta evidente que un diente cariado en un niño de una edad considerablemente baja, por ejemplo, 6 años, es un problema, mientras que una caries dental en un diente que se encuentra cerca del periodo donde se caerá, y que de hecho éste ya se mueve, no resulta tan problemático. En el caso de que el diente en cuestión tenga la raíz floja y termine por caerse pronto, es muy posible que el niño no necesite ningún tipo de empaste en él.

También será muy importante que tengamos en cuenta el tamaño que presenta la caries. Pese a que algunos dentistas recomiendan tratar la caries cuando su tamaño todavía es pequeño, existen ocasiones donde algunas caries diminutas pueden terminar curándose por sí mismas si las ayudamos un poco. Esto es gracias al proceso de remineralización, que puede completarse de forma total en el momento en el que la infección oral es mínima, y el empaste todavía no sea desgastado. A fin de ayudar a este procedimiento suele tener que usarse el flúor, una sustancia que se encarga de fortalecer el esmalte, y de protegerlo ante ciertos elementos que pueda dañarlo.

En el caso de que la caries es pequeña y justo termina de hacer acto de presencia, es posible que se pueda reparar por sí mismo mediante esta técnica. Eso sí, la reparación no se producirá si el niño no tiene un hábito de higiene oral correcto y cuenta con una dieta específica con un bajo contenido en azúcares.

Conclusión

Si estamos considerando usar un empaste dental en un diente de leche tendremos que tener en cuenta los factores del tamaño que presenta la caries y cuál es el tiempo de vida que le queda al diente. En el caso de que el diente esté a punto de caerse, puede ser que realmente no sea necesario que realicemos un empaste, mientras que en el caso donde la piezas todavía tenga que durar algunos años, será una buena decisión que le coloquemos un empaste.

En cualquier caso, esta decisión deberá tomarla el Odontopediatra junto a los padres, y dependerá de la situación que presente cada niño, ya que como se suele decir, “cada caso es un mundo”.

¿Todavía te queda alguna duda en relación a los empastes en dientes de leche? Acude a nuestras clínicas de Barcelona, donde nuestro equipo médico te atenderá encantado y resolverá todas tus inquietudes.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Vale la pena empastar los dientes de leche cariados?"

    Deja tu comentario