CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Xerostomía: el síndrome de la boca seca

Xerostomía: el síndrome de la boca seca

Publicado por Dr. Dario Vieira el 1 julio 2016 en Odontologia

Sentir la boca pastosa es algo que a la mayoría de gente le ha pasado alguna vez. Es común que suceda al hablar en público. Sentimos la necesidad de beber para refrescarla y entonces parece que ya ha pasado. Pero la realidad es que la sequedad bucal puede ser una patología que se debe tratar a nivel profesional.

La xerostomía, también conocida como síndrome de la boca seca, consiste en esta sensación continuada y subjetiva de sequedad bucal. Aunque es más frecuente en personas mayores de 50 años, afecta actualmente al 20% de la población y especialmente a las mujeres.

Este problema consiste en una alteración en el funcionamiento de las glándulas salivales. La saliva permite mantener los tejidos orales húmedos y su disminución puede perjudicar nuestra vida diaria, causando molestias al hablar, masticar… Pero la xerostomía no se trata de una enfermedad, sino de una patología que puede llegar a ser muy molesta para quien la padece porque causa ardores e irritaciones en la boca.

Existen dos tipos de xerostomía, en función de si es reversible o irreversible. La xerostomía reversible es aquella en la que se puede regular o estimular la producción de saliva para solucionar el problema. Este tipo de sequedad bucal puede ser causado por los medicamentos o el tabaquismo, entre otras causas. En cambio en la xerostomía irreversible no hay funcionamiento porque existe un daño irreparable a nivel glandular. Este tipo se suele encontrar en pacientes que reciben grandes dosis de radiación.

¿Por qué podemos padecer xerostomía?

Las causas de este síndrome on muy diversas:

  • Hablar en público: Hablar en público de forma continuada disminuye la salivación, de modo que es frecuente tener la sensación de sequedad bucal.
  • Estrés, ansiedad y depresión: estas patologías afectan al sistema nervioso y, a su vez, se alteran las distintas glándulas del cuerpo.
  • Consumo de tabaco y alcohol: estos hábitos favorecen la disminución de la salivación.
  • Ingesta de medicamentos: el uso de fármacos concretos como los antihistamínicos, antidepresivos, antiinflamatorios, entre otros, pueden causar sequedad bucal.
  • Enfermedades: el síndrome de Sjrögen, la diabetes y otras enfermedades que alteran el funcionamiento glandular.
  • Quimioterapia y radioterapia: hasta un 40% de los pacientes que se someten a estos tratamientos sufren xerostomía.
  • Trastornos en las glándulas salivales: el más común es la saliolitiasis, que consiste en la obstrucción de los conductos de liberación de la saliva.
  • Mala nutrición: una dieta con excesos de hidratos de carbono y con déficit de frutas y verduras puede disminuir la producción de saliva.
  • Prótesis dentales: el roce de las prótesis puede erosionar la mucosa bucal, disminuyendo la salivación.

El método más frecuente para detectar la xerostomía es medir la cantidad de la saliva, juntamente con una biopsia de las glándulas salivales. El tratamiento con fármacos o sustitutos salivales dependerá del grado de xerostomía del paciente, aunque en todos los casos una buena higiene oral es fundamental para reducir esta conocida sensación de tener la boca seca.

Comentarios

2 comentarios para "Xerostomía: el síndrome de la boca seca"

  • El 10.09.2016 , Anónimo ha comentado:

    Tengo éste problema y realmente me fastidia bastante. Utilizo diferentes productos, pero sobre todo en verano, me siento bastante mal.

    • El 12.09.2016 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días,
      Evita el tabaco, bebidas alcohólicas y con gas, comidas picantes o muy especiadas, etc.
      Mantén una escrupulosa higiene oral.
      Un saludo cordial.

Deja tu comentario