CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Y tú, ¿Limpias tu lengua?

Y tú, ¿Limpias tu lengua?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 10 octubre 2017 en Odontologia

Son muchos los pacientes que se olvidan de la lengua al cepillar la boca. La realidad es que la limpieza lingual es fundamental para completar una higiene diaria de calidad. Pero, ¿Por qué es tan importante? ¿Qué pasa si no limpio mi lengua?

¿Sabías que la lengua es una de las partes del cuerpo que más bacterias acumula? Además tiene un papel esencial en los procesos de masticación, habla, deglución y en el sentido del gusto. Su superficie irregular está formada por surcos que favorecen la acumulación de biofilm oral o placa bacteriana. Esta acumulación es la causa principal del desarrollo de diversas complicaciones bucodentales:

  • Halitosis.
  • Enfermedades periodontales.
  • Caries dental.

Claves para limpiar bien la lengua

¿Cómo saber si mi lengua está limpia? Para empezar, colócate delante del espejo y saca la lengua para observar su aspecto. Una lengua sana y limpia tiene un color rosado. Si notas una capa blanquecina, amarillenta, o incluso algunas manchas pequeñas, es señal de que tu lengua no está limpia. La superficie lingual con manchas también nos puede advertir sobre el desarrollo de una enfermedad bucodental.

Una buena limpieza lingual no consiste solo en raspar la superficie de la lengua con el cepillo. De hecho, esto podría favorecer la proliferación de bacterias. Para limpiarla correctamente es recomendable el uso de un limpiador o raspador lingual. Se trata de un instrumento diseñado específicamente para eliminar los restos de la lengua.

Pero, ¿Cómo se usa el raspador o limpiador lingual? La clave está en realizar movimientos de dentro hacia fuera. Es decir: desde la zona más profunda hacia fuera. Los profesionales de PropDental recomiendan repetir esta acción varias veces y raspar ambos lados de la superficie lingual. El mejor momento para usar el limpiador lingual es después del cepillado, especialmente por la noche. Esto puede evitar episodios de mal aliento por las mañanas, que suele ser muy desagradable. Después de usar el limpiador, es importante aclararlo con agua para evitar que se acumulen restos de suciedad y bacterias. Si tienes cualquier duda sobre el uso del limpiador lingual, consulta con nuestros profesionales sin compromiso.

Además del limpiador lingual hay otras opciones para una higiene diaria. En la actualidad, la mayoría de cepillos (tanto eléctricos como manuales) incluyen en su reverso una parte para raspar la superficie lingual. Aunque los resultados no son los mismos y se consigue una limpieza menos eficaz, es una alternativa si tenemos poco tiempo o no disponemos de un limpiador lingual a mano.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Y tú, ¿Limpias tu lengua?"

    Deja tu comentario