Clasificación de los hábitos orales
Inicio » Clasificación de los hábitos orales

Clasificación de los hábitos orales

Publicado por Dr. Dario Vieira Pereira el 16 noviembre 2013 en Ortodoncia

Actualizado el 19 noviembre 2013

La clasificación de los hábitos orales se puede agrupar en: Instintivos (hábito de succión); Placenteros (succión del dedo o del chupete); Defensivos (respiración bucal); Hereditarios (algunas malformaciones congénitas);  Adquiridos (fonación nasal en pacientes con labio y paladar hendido) o Imitativos.

Un hábito es una costumbre o práctica adquirida por la repetición frecuente de un mismo acto, que al principio realizamos de manera consciente y después de modo inconsciente. Hay hábitos fisiológicos o funcionales, como por ejemplo, la respiración nasal, masticación, el habla y deglución. Otros son no fisiológicos, de los cuales destacamos la succión del dedo, el chupete o el labio, la respiración bucal, la interposición lingual en reposo y la deglución infantil.

Los hábitos no fisiológicos bucales son una de las causas más importantes de las maloclusiones que presentan los pacientes en nuestras consultas Propdental. Cuanto más pequeño sea el niño al comenzar el hábito, mayor será el daño porque el hueso es más capaz de moldearse y guardar los cambios realizados. Por ello es importante a la mínima sospecha acudir a su odontopediatra para valorar, ya que si actuamos en las primeras fases tenemos más posibilidades de modificar el patrón de crecimiento de los maxilares y el desarrollo de los arcos dentarios. Si logramos eliminar el hábito oral antes de los tres años de edad, los problemas suelen corregirse de manera espontánea.

Hay varios factores que predisponen que aparezca o no un hábito bucal en el niño, entre los cuales destacamos el amamantamiento. La lactancia materna ofrece al niño multitud de beneficios para su alimentación, y también para la salud de la madre. Refuerza el vínculo madre e hijo y además, la parte que más nos interesa en nuestro campo es que mientras realiza el amamantamiento (succión nutritiva) se excita la musculatura bucal del bebé y se movilizan todas las estructuras de su aparato estomatognático, lo cual influye positivamente en su crecimiento y desarrollo.

Cuando la lactancia es artificial con el uso del biberón, el bebé no puede cerrar los labios con tanta fuerza y la lengua tiene que regular el flujo excesivo de leche. Todo esto provoca que la musculatura bucal no se excite de la misma manera que si se amamantara y entonces no se favorece el crecimiento y desarrollo del sistema estomatognático. Esto conlleva además a que el bebé adquiera hábitos de succión no nutritiva como son: la succión del dedo pulgar y otros dedos, la succión del chupete, la succión labial y la succión de otros objetos. Las consecuencias de estos malos hábitos son alteraciones futuras en la oclusión de sus dientes.

Etiología y clasificación de los hábitos orales

Los hábitos orales se pueden clasificar en:

  1. Instintivos: hábito de succión. Al principio es funcional pero puede convertirse en perjudicial con el paso del tiempo.
  2. Placenteros: succión del dedo o del chupete.
  3. Defensivos: respiración bucal en pacientes que tienen rinitis alérgica, asma, etc. y no pueden respirar por la nariz.
  4. Hereditarios: algunas malformaciones congénitas de tipo hereditario pueden provocar hábitos relacionados con malformaciones. Algunos ejemplos son cuando el frenillo lingual tiene una inserción corta.
  5. Adquiridos: la fonación nasal en pacientes con labio y paladar hendido.
  6. Imitativos: el bebé imita la forma de colocar los labios y la lengua que observa entre sus familiares más cercanos.

Factores que modifican la acción de un hábito oral

  • Duración: se pueden clasificar en etapa infantil (hasta los 2 años), pre-escolar (de 2 a 5 años) o escolar (de 6 a 12 años).
  • Frecuencia: pueden ser diurnos (intermitentes), o nocturnos (continuos).
  • Intensidad: poco intensa (cuando el niño no se introduce el dedo entero en la boca. Intensa (cuando hay mucha contracción muscular).
  • La edad en la que se inicia el hábito. Cuanto antes comience el hábito, más elevado será el daño.

Sobre el autor:

Dr. Dario Vieira Pereira
Dr. Dario Vieira Pereira
Dario Vieira Pereira.

Director médico de las Clínicas Propdental. Colegiado 4225.

Licenciado en Odontologia Master de cirugía bucal e implantología bucofacial, Facultad de odontología, Universidad de Barcelona.

Diploma de estudios avanzados del Doctorado por Facultad de odontología, Universidad de Barcelona.

Artículos científicos publicados por el Dario Vieira Pereira en revistas científicas de impacto y en PubMed:

Estudio de la influencia de la salud bucodental en la condición física de jugadores profesionales de fútbol del F.C. Barcelona, Medicina oral, patología oral y cirugía bucal Vol. 16, Nº. 2, 2011, págs. 105-110

Wearability and physiological effects of custom-fitted vs self-adapted mouthguards. Pereira D, del Rey M, Javierre C, Barbany J, Paredes J, Valmaseda Castellón E, Berini Aytés L, Gay Escoda C. Dental Traumatology

Study of the effect of oral health on physical condition of professional soccer players of the Football Club Barcelona. Pubmed Cosme Gay-Escoda, Dario-Miguel Vieira-Duarte-Pereira, Jordi Ardèvol, Ricard Pruna, Javier Fernandez, Eduard Valmaseda-Castellón

Conferencista Nacional e Internacional.

Redactor de contenidos del Blog de Propdental

Comentarios

2 comentarios para "Clasificación de los hábitos orales"

  • El 05.07.2015 , andre vargas ha comentado:

    Buenas, me podrían indicar de donde han obtenido esta clasificación de los hábitos orales. Es que la necesito para un trabajo de la universidad. Pero no se como citarlos. gracias

    • El 06.07.2015 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días,
      Consultando bibliografia en la Factultad de Odontología de Barcelona.
      Un saludo!

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo
PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

934 914 914
Pide cita