Inicio > Blog > ¿Cómo saber si tu hijo necesita ortodoncia?

¿Cómo saber si tu hijo necesita ortodoncia?

Publicado por Dra. Laila Halabi Habib el 15 agosto 2019 en Artículos sobre Ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia en los más pequeños no solamente estará indicado para solucionar la mal-posición de los dientes, sino que asimismo, se podrá influenciar en los huesos maxilares que están en fase de crecimiento.

¿Tu hijo necesita ortodoncia?

Pero, ¿Cómo saber si tu hijo necesita ortodoncia? Hay varias señales que indican la necesidad de realizar un examen de ortodoncia temprana:

  • Pérdida de los dientes. Los dientes de leche comienzan a caer a partir de los 5 años. En general, a los 13 el niño ya tiene los dientes definitivos. La caída de los dientes demasiado pronto puede indicar la necesidad de llevar ortodoncia. También el retraso en la pérdida de las piezas dentales.
  • Problemas bucodentales. Es necesario que el niño lleve ortodoncia si tiene dificultad para hablar, masticar y morder.
  • El uso del chupete o chuparse el dedo pueden interferir en la posición de los dientes.
  • Los dientes demasiado espaciados o apiñados requieren tratamiento.
  • Mordida defectuosa que debe ser corregida mediante la ortodoncia.

Es por ello que se recomienda que los niños acudan periódicamente a la consulta dental y que se realice la primera visita con un ortodoncista sobre los seis años.

A esta edad será posible el valorar y si procede colocar una ortodoncia interceptiva.

A una edad temprana seremos capaces de anticiparnos a problemas futuros que pueda presentar en menor. Por ello, si tienes hijos, deberías llevar estos a revisión con su dentista y asimismo, también leer este artículo.

 Ortodoncia interceptiva

Este tipo de ortodoncia se colocará o estará indicada en  niños en fase de crecimiento y recambio dental, es decir, de entre unos 6 a 11 años.

Los niños en este caso presentarán una dentición mixta, es decir, tendrán dientes de leche y permanentes al mismo tiempo.

Este tipo de ortodoncia puede requerirse si tu hijo presenta una mal-posición dental principalmente provocada por:

  • Carácter genético o hereditario (Afectando no solo a los dientes sino que también a la forma de los maxilares).
  • Malos hábitos (Succión digital, el uso prolongado del chupete,…).
  • Agenesia de dientes.

Al igual que en los otros tratamientos de ortodoncia, una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia interceptiva, se deberá utilizar un sistema de retención o contención.

Este sistema de contención normalmente consistirá en la utilización de un essix o un hawley.

Podemos dividir los tratamientos de ortodoncia infantiles en:

  1. Funcionales. Estos permiten corregir el tamaño y la posición de los huesos faciales durante su crecimiento.
  2. Correctivos. Estos tipos se colocarán normalmente a partir de los 12 años cuando la dentición es ya permanente.
Como puedo saber si mi hijo precisa una ortodoncia

¿Cómo puedo saber si mi hijo precisa una ortodoncia?

Aunque estamos seguros que presentas mucha atención al crecimiento de tu hijo  puede que estos indicios te faciliten el saber si él o ella precisan de un tratamiento de ortodoncia.

Estos son:

La pérdida tardía o prematura de los dientes deciduos o de leche.

Los dientes de leche preservan el espacio en el maxilar hasta la erupción de los dientes definitivos y ello es muy importante.

Cualquier pérdida prematura o tardía de una pieza dental de leche puede provocar un desajuste en el posicionamiento de la pieza dental definitiva.

Por lo tanto, es muy importante que los dientes de leche sean recambiados a su tiempo y ello implicará:

  • Mantener una correcta higiene buco-dental después de cada comida para evitar caries y otras patologías dentales y orales.
  • Realizar revisiones periódicas en la consulta dental. Normalmente estas se deberán realizar cada seis meses.

Dientes mal posicionados o que sobresalen.

Los dientes mal posicionados desde su erupción o no, que quedan más adelantados y fuera de la línea de la arcada dentaria pueden revelar una mala oclusión.

Ello puede indicar asimismo un mal desarrollo mandibular.

El mal-hábito de succionar el dedo o la succión digital puede provocar que un diente o varios dientes estén mal  posicionados o adelantados.

Respiración bucal

Una oclusión o mordida incorrecta puede ser desencadenante de que tu  hijo respire por la boca en lugar de hacerlo por la nariz.

Las mal-oclusiones impiden el correcto posicionamiento de los  labios y asimismo, de la boca.

Si tu hijo respira normalmente por la boca deberías consultarlo con un dentista.

Problemas o complicaciones al masticar y/o morder

Si tu hijo realiza muecas raras o extrañas al comer o masticar ello puede ser un indicativo de que su mordida no es la correcta.

También te deberás fijar si tu hijo come solo por un lado o no, es decir, lo hace por los dos y de forma equilibrada.

Comer o masticar solo por un lado puede deberse a una mal-posición dental y puede provocar ciertos problemas como cefaleas y dolor cervical o de cuello.

Se deberá valorar si el menor presenta mordida cruzada y si ello es así, se deberá tratar.

Presencia de diastemas o espacios entre los dientes.

Los diastemas o los espacios entre los dientes pueden originarse ante la ausencia de piezas dentales, porque el tamaño de los dientes sea más pequeño de lo normal o porque el maxilar sea demasiado grande.

Habrá que valorar en la consulta dental estos tres parámetros para establecer la causa si tu hijo presenta espacios entre sus dientes.

Dependiendo de la causa se establecerá el tratamiento a seguir.

Ruidos al abrir y cerrar la boca

El ruido mandibular al abrir y cerrar la boca o mover esta puede derivar de una patología en la ATM o la articulación temporo-mandibular provocada por una mala-oclusión.

Esta alteración o patología puede provocar dolores de cabeza o cefaleas, dolores cervicales, desgastes dentales,…

Se deberá siempre consultar con un profesional.

Problemas en la pronunciación o al hablar

Una mal-posición dental y asimismo, una mal-posición lingual pueden provocar problemas en una correcta fonación o el habla.

En este caso, además de si se requiere un tratamiento de ortodoncia, es posible que debemos consultar con un logopeda.

Apiñamiento dental

Una oclusión correcta es aquella en que los dientes de ambos maxilares encajan perfectamente en armonía.

Es habitual que las arcadas dentarias no tengan el tamaño correcto o que los dientes sean muy grandes y ello conllevará un problema en la posición y oclusión de estos.

Es muy importante que controles tanto el tamaño de los dientes de tu hijo como asimismo el tamaño de sus maxilares.

Succión digital

El chuparse el dedo durante un largo espacio de tiempo provocará la inclinación de los dientes superiores hacia adelante y por tanto su mal-posición y mal-oclusión.

Asimismo, en este caso, los dientes inferiores anteriores se inclinarán hacia atrás, es decir, a lingual.

Este mal-hábito origina normalmente la conocida mordida abierta que se da cuando los dientes anteriores e inferiores no contactan al cerrar entre sí.

¿Cuándo debo llevar a mi hijo al ortodoncista?

Si has observado en tu hijo alguna de las características anteriormente descritas deberías llevar a tu hijo con un ortodoncista para que este le valore correctamente.

La primera visita con el ortodoncista tanto si hay sospechas de una mal-posición dental o no, debería realizarse sobre los seis años de edad.

Cómo decimos siempre: La prevención es siempre el mejor de los tratamientos. Con una visita a tiempo podremos anticiparnos a cualquier problema futuro dental.

En Clínicas Propdental nos preocupamos por la salud buco-dental de los más pequeños. 

No lo dudes, si tienes alguna consulta contacta con nosotros en nuestras clínicas dentales de Madrid, Barcelona y Badalona.

Quedamos a tu diposición.

Después de la ortodoncia, es fundamental que los niños sigan la fase de retención. Esta fase posterior al tratamiento consiste en llevar los aparatos retenedores, que mantienen los resultados e impiden que los dientes vuelvan a su posición inicial. En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado, para garantizar los mejores resultados con la sonrisa de cada niño.

Sobre el autor:

Dra. Laila Halabi Habib
Especialista en Ortodoncia e Invisalign
Certificada Invisalign Platinum Elite Provider por el gran número tratamientos de ortodoncia invisible realizados con Invisalign.
Nº de colegiado: ‍4800
Miembro de la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO).
Miembro de la Sociedad Española de Odontopediatria (SEOP)
Asistencia a numerosos cursos y conferencias.

La Dra. Laila el Halabi Habib es Ortodocista experta en en ortodoncia invisible Siendo Platinum Elite Provider por el gran número tratamientos de ortodoncia realizados con Invisalign.

Puedes encontrar la Dra. Laila el Halabi Habib en la clínica dental de Sant Marti y en la Clínica dental de Eixample de Propdental.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Cómo saber si tu hijo necesita ortodoncia?"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es

Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?

En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita