CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La diferencia entre un dentista y un ortodoncista

La diferencia entre un dentista y un ortodoncista

Publicado por cristina moyano el 12 junio 2015 en Ortodoncia

En ocasiones, algunos pacientes que deciden someterse a un tratamiento ortodóncico no saben con qué profesional contactar: un dentista o un ortodoncista. El matiz que los separa es la especialización, puesto que el segundo es experto en el estudio, prevención y tratamiento de las afecciones bucales ocasionadas por anomalías de desarrollo, crecimiento o mala posición de los dientes. Así, es el más indicado para aplicar método y técnicas de ortodoncia como las que ofrecemos en Clínicas Propdental.

¿Cuál es la diferencia entre un dentista y un ortodoncista?

Entre los dentistas de nuestros centros, los ortodoncistas son quienes examinan, colocan y hacen el seguimiento de todo tipo de brackets y otras formas de tratamiento. Corrigen mordidas cruzadas, sobremordidas, dientes mal alineados, diastemas (espacio entre los dientes), apiñamiento… entre muchos otros problemas. Aunque cada vez son más los adultos que deciden someterse a un tratamiento de ortodoncia, por lo general son los pacientes son generalmente niños. De este modo, además de conocer los aspectos técnicos y científicos adecuados, saben cómo tratar con los más pequeños. ¿Qué pueden ofrecerte los ortodoncistas de Propdental?

Los tratamientos ortodóncicos más solicitados

1. Invisalign: es un revolucionario sistema estadounidense que ha ofrecido a miles de niños, jóvenes y adultos una sonrisa de cine sin tener que lucir los fastidiosos dientes metalizados. Invisalign, alineadores transparentes y removibles que se colocan encima de los dientes, utiliza la última tecnología en ortodoncia.

¿Qué ventajas aporta? La visión 3D permite ver en pantalla el resultado que el paciente va a obtener en unos meses. Además, al tratarse de alineadores prácticamente transparentes, son invisibles a los ojos de los demás. Pueden extraerse para limpiarse los dientes, comer, hacer deporte… lo que facilita la higiene dental y protege los tejidos de la boca de posibles impactos.

2. Brackets metálicos tradicionales: a pesar de las grandes innovaciones que han surgido en este ámbito, muchos son los pacientes que aún prefieren apostar por las técnicas de siempre. Los brackets convencionales sujetan, reposicionan y fortalecen los dientes del paciente. Están compuestos por pequeñas piezas que se colocan sobre la parte frontal de los dientes y un arco metálico que los une y mueve.

Se ha demostrado que la efectividad del tratamiento ‘de toda la vida’ no compite con la de los demás. Es decir, se consiguen los mismos resultados a través de diferentes vías. Los ortodoncistas en Propdental suelen recomendar la innovación (en función de cada caso), puesto que los brackets tradicionales presentan numerosos inconvenientes para el paciente: dolor, dificultad de limpieza, roturas, dificultades para comer, etc. Asimismo, después del tratamiento con la técnica convencional es preciso utilizar alineadores nocturnos para evitar que los dientes se muevan, al menos a lo largo de los siguientes 12 meses.

3. Brackets linguales: la ortodoncia lingual permite a los pacientes sonreír con confianza incluso en pleno tratamiento. Quedan completamente escondidos detrás de los dientes, puesto que es allí donde los brackets se colocan. Los recientes avances en este sector han permitido perfeccionar la técnica y adaptar los materiales a la forma de cada pieza dental, incrementando el confort del paciente y minimizando el impacto en el habla.

Sobre todo por parte de adultos y adolescentes preocupados por la estética durante el procedimiento, la ortodoncia lingual ha configurado una opción verdaderamente viable. ¿Qué ventajas aportan?

  • Son prácticamente invisibles
  • Contribuyen a una mayor autoestima del paciente durante los meses de tratamiento
  • Se controla mediante las más avanzadas tecnologías
  • Pueden utilizarse en prácticamente todos los casos, sobre todo cuando Invisalign ya no es una opción para el paciente.

4. Brackets cerámicos: gracias a la eficacia de los brackets cerámicos, el paciente requerirá menos tiempo de tratamiento y menos visitas al dentista durante el mismo. Además, son más cómodos, estéticos y son compatibles con personas de todas las edades. Consiguen fortalecer y posicionar los dientes sin la necesidad de extracciones, en la mayoría de los casos. ¿Quién es el candidato ideal para los brackets cerámicos?

  • No estás satisfecho con la apariencia de solamente algunos dientes, como por ejemplo los que se encuentran en la parte frontal de la boca.
  • Quieres someterte a un extenso tratamiento ortodoncico, pero deseas que no se alargue tanto como en el caso de los brackets tradicionales.
  • Quieres evitar procedimientos invasivos como carillas de porcelana o coronas dentales.
  • Ya te has sometido a un tratamiento ortodóncico en el paso y quieres reparar algunos errores que han vuelto a surgir con el paso del tiempo.

El ortodoncista en Clínicas Propdental está capacitado para llevar a cabo todas las opciones expuestas. Si estás pensando en someterte a alguno de estos tratamientos, no dudes en contactar con nosotros.

Comentarios

2 comentarios para "La diferencia entre un dentista y un ortodoncista"

  • El 04.07.2016 , bryan cubillos ha comentado:

    Hola, buenos dias.
    Desearía saber el precio de la consulta, quiero perfeccionar unas cosas de mis dientes.
    Gracias.

    • El 08.07.2016 , Laura Manonelles ha comentado:

      Buenos días,
      El precio de la primera visita en nuestras clínicas es cero, la primera visita es gratuita y el presupuesto sin compromiso.
      Quedamos a su entera disposición;
      Un cordial saludo.

Deja tu comentario