¿Por qué tengo los dientes apiñados? | Clínicas PropDental
Inicio » ¿Por qué tengo los dientes apiñados?

¿Por qué tengo los dientes apiñados?

Publicado por Dr. Dario Vieira el 16 febrero 2018 en Ortodoncia

Son muchos los pacientes con los dientes apiñados. Se trata de una de las alteraciones bucodentales más comunes y puede generar complejos al sonreír. Pero, ¿Por qué tengo los dientes apiñados?

El apiñamiento dental es el resultado de la discordancia entre el tamaño del hueso maxilar con las piezas dentales. Es decir, los dientes apiñados son aquellos amontonados en la boca. La falta de espacio es lo que provoca esta descompensación entre hueso maxilar y dientes. Pero, ¿Cómo altera la sonrisa el apiñamiento dental? Por un lado está la imagen de la sonrisa. Unos dientes apiñados alteran la armonía de los dientes, de modo que el paciente puede sentirse inseguro e insatisfecho con su boca. Esto puede provocar complejos al tener que sonreír.

Por otro lado también hay varios riesgos a nivel funcional. Los dientes apiñados tienden a crear más zonas de retención de placa bacteriana que unos dientes bien alineados. Esto se debe a su posición, que dificulta una limpieza eficaz. La acumulación de placa bacteriana en estas zonas puede provocar la acumulación de sarro y la inflamación de las encías. Si este proceso no se detecta a tiempo, aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades periodontales como la gingivitis. Además, en casos graves el apiñamiento dental puede provocar problemas de articulación, de mordida y de masticación.

Causas de los dientes apiñados

Entonces, ¿Por qué tengo los dientes apiñados? Estas son las principales causas:

  • Herencia genética. Muchos pacientes con los dientes apiñados tienen familiares que también han tenido apiñamiento dental.
  • Malos hábitos durante la infancia. Uso continuado del chupete y el biberón, chuparse el dedo… Son algunos hábitos durante el desarrollo bucodental de los niños que pueden provocar el apiñamiento dental en el futuro.
  • Erupción de las muelas del juicio. En muchos casos el desarrollo de los terceros molares conlleva todo tipo de complicaciones; una de ellas, la movilidad y apiñamiento de los dientes.
  • Pérdida dental. Si no sustituimos el espacio provocado por la pérdida de un diente, es muy probable que el resto se muevan y se amontonen en la boca.

¿Qué hacer si tengo los dientes apiñados?

El primer paso es determinar la causa y el tipo de apiñamiento, porque existen hasta tres tipos distintos:

  • Apiñamiento primario. Es el más común. Es el que se relaciona con la genética y supone la mayoría de casos.
  • Apiñamiento secundario. El apiñamiento secundario está causado por hábitos concretos, como chuparse el dedo durante la infancia o empujar los dientes con la lengua.
  • Apiñamiento terciario es el que se debe a la movilidad que provoca el desarrollo de las muelas del juicio.

¿Cómo solucionar el apiñamiento dental? Existen diversas opciones:

Ortodoncia

En general todos los tipos de aparatos de ortodoncia son válidos para tratar los casos más graves de apiñamiento dental. No obstante, en función de cada paciente pueden ser más recomendables tratamientos tradicionales como los brackets metálicos. En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado para realizar el tratamiento más indicado para cada paciente:

  • Brackets tradicionales. Utilizan unos enganches de metal conectados a un arco también metálico que permite corregir el apiñamiento dental de forma progresiva.
  • Brackets estéticos. Emplean el mismo sistema que los brackets tradicionales pero los enganches están fabricados con materiales cerámicos que los disimulan con el color de los propios dientes. Son menos visibles que los brackets metálicos, pero aún así se ven, sobretodo de cerca.
  • Ortodoncia lingual. Consiste en colocar los enganches en la parte interna de los dientes. De este modo quedan totalmente ocultos a la vista de los demás. Su gran ventaja es que el tratamiento pasa completamente desapercibido.
  • Ortodoncia invisible. Consiste en llevar una serie de férulas de plástico transparentes que permiten diseñar todo el tratamiento para corregir el apiñamiento paso a paso. Estos alineadores se cambian cada quince días y se pueden retirar para comer y para la higiene bucodental.

Después de la ortodoncia es fundamental llevar los aparatos retenedores. De este modo se evita que los dientes vuelvan a su posición inicial. Además, es importante visitar de forma frecuente el odontólogo. Una sonrisa bien alineada resulta más funcional. También es más bonita, algo muy importante en la imagen personal.

Carillas dentales

Las carillas se usan cuando el apiñamiento dental es leve o moderado. Se trata de láminas finas que se adhieren a la capa visible del diente. Las carillas son una alternativa más rápida y, además, permiten actuar sobre un sobre un diente concreto. En cambio, con la ortodoncia se actúa sobre toda la dentadura. No obstante, corregir el apiñamiento con carillas requiere realizar un contorneado o tallado estético que suele ser mínimamente invasivo para la sonrisa.

¿Tienes los dientes apiñados y quieres conseguir una sonrisa más bonita y funcional? No esperes más y contacta con nuestros profesionales. En las clínicas PropDental estudiaremos tu caso como si del nuestro se tratara. Nuestro objetivo es conseguir una sonrisa perfecta en todos los sentidos, estética y funcional.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Por qué tengo los dientes apiñados?"

    Deja tu comentario

    He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es
    Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

    ¿Qué hacemos con tus datos?
    En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

    Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

    932 656 722
    Pide cita