CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Oclusión versus Maloclusión

Oclusión versus Maloclusión

Publicado por Imma Roca el 22 Enero 2014 en Ortodoncia

Los términos oclusión y maloclusión se refieren a una correcta o precaria relación entre las piezas dentales de nuestra boca.

Hasta finales del siglo XIX no se desarrolló el concepto de oclusión para el tratamiento protésico, que además, en el momento, se extendió a la dentición natural. En odontología determinan, entre otras causas, la necesidad de acceder a un tratamiento ortodóncico para conseguir una dentadura perfecta.

El concepto oclusión se puede definir, de forma genérica, como la relación que se establece al poner las arcadas dentarias en contacto. En cambio, el concepto maloclusión, se puede definir como la situación resultante de una mala disposición de los dientes, que puede crear un problema tanto funcional como posicional en el paciente.

Los dentistas en Clínicas Propdental consiguen resolver las maloclusiones de sus pacientes siguiendo el patrón de oclusión normal o ideal, hecho que les permite conseguir unos resultados satisfactorios y acordes a las expectativas de los mismos.

Características de una maloclusión

Para asegurar que un paciente no tiene una correcta relación oclusal, nuestros dentistas en Barcelona analizan y evalúan distintas variables:

  1. Evaluación del motivo de consulta: En primer lugar, el profesional mantiene una conversación con el paciente, así como revisa su historia clínica, para seguir un plan de evaluación pautado en función de sus necesidades.
  2.  Evaluación de las patologías existentes: una vez determinado el motivo de consulta, el dentista en Propental procede a explorar la cavidad bucal del paciente en busca de posibles anomalías.
  3. Evaluación de la estética y proporciones faciales: para asegurar unos resultados estéticamente correctos, es necesaria una evaluación de las proporciones faciales de los pacientes, diferentes en cada uno de ellos.
  4. Evaluación del alineamiento y simetría de las arcadas dentales: la propia posición de las piezas dentales es una importante variable a estudiar para determinar un tratamiento correcto de la posible maloclusión, así como la evaluación de las relaciones dentales que se presentan a continuación.
  5. Evaluación de las relaciones dentales y esqueléticas en el plano transversal.
  6. Evaluación de las relaciones dentales y esqueléticas en el plano sagital.
  7. Evaluación de las relaciones dentales y esqueléticas en e plano vertical.

Una vez estudiadas las características oclusales del paciente, en Clínicas Propdental seguimos la clasificación de las oclusiones propuesta por Angle en el año 1890, para determinar cuál es el tratamiento ortodóncico óptimo en función del caso. De este modo, el tipo de maloclusión se determina a partir de la base siguiente:

Clasificación en el plano sagital

En este ámbito, existen tres clases de maloclusiones. La maloclusión de Clase I se caracteriza por tener una relación normal de los molares, pero la línea de oclusión incorrecta por dientes mal puestos, rotaciones, anomalías en las relaciones verticales, transversales o una desviación sagital de los incisivos.

Por otro lado, la maloclusión de Clase II describe dos situaciones distintas: de división I y de división II. En el primero de los casos, los incisivos centrales se encuentran en protrusión, el resalte está aumentado. En el segundo de los casos, los incisivos centrales superiores están retroinclinados, los laterales proinclinados, el resalte disminuido y la sobremordida aumentada.

Finalmente, las maloclusiones de Clase III, las más severas.

Clasificación en el plano transversal

En primer lugar, existen las mordidas cruzadas unilaterales, que suelen asociar una desviación de la línea media hacia el lado de la mordida cruzada. En segundo lugar, las mordidas cruzadas bilaterales, que no suelen asociar ningún desviación. En tercer lugar, la mordida en tijera, ocasionada cuando las dos cúspides de los molares superiores están por fuera de los inferiores de manera unilateral. Y finalmente, el Signo de Brody, maloclusión descrita como una mordida en tijera pero bilateral.

Clasificación en el plano vertical: maloclusión descrita como una sobremordida

En la mayoría de los casos, el tratamiento indicado es la ortodoncia. A través de la misma, los pacientes en Clínicas Propdental pueden aspirar a una oclusión óptima e ideal, que contribuirá a una mejor estética y salud dentales. Los objetivos de un tratamiento ortodóncico en el sentido que nos ocupa son los siguientes:

  • Crear las mejores relaciones interproximales y oclusales posibles.
  • Dentro de una función normal y una adaptación fisiológica.
  • Con una estética dental y facial aceptables.
  • Y con una estabilidad razonable de los resultados oclusales.Diferentes estadísticas a nivel mundial han destapado altos índices de maloclusión en la sociedad actual. En los Estados Unidos, por ejemplo, entre un 40 y un 60% de los adolescentes presenta claros signos de incorrectas relaciones dentales, siendo candidatos, con mayor o menor urgencia, a tratamiento. Además, se ha llegado a determinar que la maloclusión tiene características de epidemia en nuestros tiempos. Un fenómeno que la práctica odontológica tiene la responsabilidad de corregir. Para ello, en Clínicas Propdental accedemos a tratamientos ortodoncicos, tanto con la utilización de brackets metálicos tradicionales como con nuevas técnicas, por ejemplo Invisaling. La corrección de las maloclusiones reduce el riesgo de pérdida de piezas dentales y puede ayudar a eliminar presiones en la articulación temporomandibular.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Oclusión versus Maloclusión"

    Deja tu comentario