CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Ortodoncia preventiva, interceptiva y curativa

Ortodoncia preventiva, interceptiva y curativa

Publicado por Dr. Dario Vieira el 9 septiembre 2015 en Ortodoncia

Es sabido que la ortodoncia es la disciplina odontológica que se encarga de colocar los dientes de forma alineada y de conseguir un buen efecto estético de la sonrisa. A pesar de que nos ha acompañado siempre a lo largo de los años, hoy en día el concepto está totalmente renovado. La ortodoncia moderna busca la estética, pero también se dedica al estudio y la investigación del crecimiento de las estructuras faciales y el tratamiento de posibles modificaciones que se escapan de la normalidad.

Es evidente que los dentistas tenemos que conseguir una correcta estética dental, pero también una buena oclusión dentaria. Hábitos como la masticación, la deglución o el habla están directamente influenciados por las estructuras bucales, su desarrollo y su estado. Los humanos debemos intentar preservar todos los dientes hasta el fin de nuestros días, y una maloclusión puede conllevar patologías que provoquen su caída. La ortodoncia también actúa en este sentido, y podemos encontrar tres tipos: la preventiva, la interceptiva y la curativa. ¿En qué consiste cada una de ellas?

  1. Ortodoncia preventiva: el tratamiento previene la aparición de maloclusiones. Un ejemplo de ortodoncia preventiva serían los mantenedores de espacio.
  2. Ortodoncia interceptiva: está indicada para tratar malos hábitos de los pacientes o causas que sabemos que van a desarrollar una maloclusión. Aunque algunas maloclusiones pueden corregirse con el simple hecho de dejar el hábito (como aquellas producto de la succión digital o de morderse las uñas), en muchas ocasiones sí se requiere tratamiento ortodóncico. Así pues, la ortodoncia interceptiva se orienta a la corrección de alteraciones incipientes porque, si no se tomaran medidas, aparecería o empeoraría la maloclusión.
  3. Ortodoncia curativa: trata la maloclusión cuando ya es visible en la boca del paciente. Normalmente, se necesita cuando las dos fases anteriores se han pasado por alto o bien el resultado no ha sido el esperado. De este modo, los daños en la boca del paciente ya están perfectamente consolidados. Los tratamientos curativos pueden incluir aparatos funcionales, removibles o bien aparatos fijos.

En la actualidad, es posible que la mayoría de pacientes sólo acudan a la clínica dental por motivos estéticos. Es responsabilidad del profesional hacerles ver la importancia que tiene la ortodoncia más allá del punto de vista estético. Gracias a las diferentes técnicas existentes, en Propdental somos capaces de reposicionar los dientes y conseguir una correcta funcionalidad de la boca. ¿Cuáles son estas técnicas?

Los tratamientos de ortodoncia actuales

  1. Ortodoncia removible: utiliza aparatos removibles, capaces de no estorbar el habla, la comida, la deglución e incluso la higiene dental. El paciente puede quitarse los dispositivos para la limpieza, pero cuando se usan van firmemente sujetos a los dientes. La ortodoncia removible es de gran utilidad cuando el objetivo es expandir los maxilares, corregir mordidas cruzadas o bien un apiñamiento dental leve. No se debe pensar en estos dispositivos como sustitutorios de los aparatos fijos, se trata más bien de algo complementario.
  2. Ortodoncia fija: utiliza aparatos fijos, que pueden ser metálicos, de cerámica, de zirconio, etc. y son la “primera división” de la aparatología ortodóncica. Es el único tipo de ortodoncia que puede realizar movimientos dentarios específicos: tiene la capacidad de desplazar a todos y cada uno de los dientes de forma individual y en cualquier espacio. Sin embargo, está indicada específicamente para malposiciones dentarias y dientes rotados.
  3. Ortodoncia funcional: utiliza aparatos estrictamente funcionales, que no priman la estética en el transcurso del tratamiento. Este tipo de dispositivos están especialmente indicados para dentición temporal o mixta. Su objetivo es modificar el funcionalismo del sistema sobre el que actúan y variar la función de los músculos de la cara y los masticatorios. El uso de la ortodoncia funcional requiere de una gran colaboración del paciente puesto que éste debe responsabilizarse de llevarlos el tiempo recomendado por el dentista.
  4. Ortodoncia estética: utiliza aparatos elásticos que, además, son imperceptibles para los demás.

La edad ideal para empezar un tratamiento de ortodoncia es alrededor de los 10 o 12 años. Suelen durar entre uno y tres años, y acaban cuando los dientes permanentes se han completado. Que haya una edad ideal no quiere decir que un tratamiento pueda iniciarse en la adolescencia o bien en la edad adulta. Aunque tendrán objetivos diferentes, pueden ser igual de efectivos.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Ortodoncia preventiva, interceptiva y curativa"

Deja tu comentario