CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Ortodoncia y osteointegración

Ortodoncia y osteointegración

Publicado por Imma Roca el 17 septiembre 2013 en Ortodoncia

La irrupción de los implantes osteointegrados alcanza a la disciplina y terapéutica de la ortodoncia en muchos casos de planificación multidisciplinar que realiza el equipo de dentistas de clínicas Propdental.

Bien es cierto que, en el campo de la investigación cráneo-facial, en la década de los años cincuenta habían visto la luz ciertos trabajos en que los implantes metálicos intraóseos se convertían en instrumentos para el estudio del crecimiento de los maxilares. Pero es a partir de la constatación del alto índice de predictibilidad y bajo nivel de fracasos de la técnica de osteointegración desarrollada por Branemark cuando la comunidad ortodóntica se plantea una serie de interrogantes, tales como:

¿A partir de qué edad se pueden colocar los implantes?, ¿Cómo se ven afectados los implantes por los cambios inherentes al crecimiento óseo, sobretodo en el plano vertical?, ¿de qué manera debemos contribuir con los movimientos dentarios a la mayor supervivencia de los implantes en las zonas edéntulas?¿Es posible utilizar los implantes osteointegrados como auxiliares del tratamiento ortodóntico?

Ortodoncia, osteointegración y crecimiento

La importancia de relacionar el crecimiento de los maxilares y la osteointegración radica en el poder de disponer de datos que nos orienten acerca de la edad oportuna de colocación de implantes en edades infantiles y adolescentes.

La alta frecuencia de agenesias dentarias, sobre todo a nivel de los incisivos laterales superiores, así como de avulsiones incisivas  tras traumatismos en edades tempranas, plantea un problema terapéutico.

La translocación terapéutica de los caninos superiores a laterales, en casos de agenesias, o de los incisivos laterales a centrales, en casos de pérdidas traumáticas es un adecuado procedimiento terapéutico cuando el paciente presenta una Clase II dentaria.

En estos casos el cierre de espacios resuelve el resalte creando por su maloclusión y la ausencia del diente en la zona afecta. Los espacios mesiodistales en los incisivos laterales se crean para facilitar la conversión en incisivos centrales.

implantes en edades infantilesAsimismo, ante un severo apiñamiento inferior que requiere de extracciones terapéuticas en la arcad inferior, el cierre de espacios de dientes ausentes en la arcada superior consigue el objetivo de solucionar esta situación. El problema se plantea cuando estamos en presencia de una normoclusión dentaria y hemos de regularizar las posiciones tras ligeras migraciones de los dientes adyacentes a las zonas edéntulas. De forma tradicional elegiríamos entre dos opciones:

  • Cerrar espacios mesializando la dentición en la arcada afectada lo que nos obliga a establecer situaciones de compromiso oclusal. Realizar extracciones dentarias en la arcada antagonista u opuesta. En este caso el excesivo sacrificio de material dentario se une el riesgo de producir retrusiones labiales, con la consiguiente afectación estética del perfil facial.
  • Distalar los dientes migrados hasta restaurar el espacio propio de los dientes ausentes. Los inconvenientes de este procedimiento son dos. Por una parte, el niño debe mantener una retención ortodóntica que mantenga ese espacio hasta que se le pueda realizar una prótesis adecuada, o utilizar un puente Maryland, de resultados poco predecibles por su alta frecuencia de roturas. Por otra parte el hueso entre dientes va sufriendo un proceso de reabsorción medular hasta presentar la típica coaptación de las tablas óseas.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Ortodoncia y osteointegración"

    Los comentarios están cerrados