PIDE CITA 1ª Visita gratuita
934 914 914 Dentista Barcelona
914 467 354 Dentista Madrid
ES FR EN
Inicio » Principales dudas sobre la ortodoncia invisible

Principales dudas sobre la ortodoncia invisible

Publicado por Dr. Dario Vieira el 1 marzo 2018 en Ortodoncia

La ortodoncia invisible se ha convertido en la alternativa estrella a los brackets tradicionales. Seguro que has oído hablar de los aparatos transparentes, que corrigen la sonrisa sin que nadie lo note. Pero antes de comenzar el tratamiento es normal tener una serie de dudas: ¿Duele? ¿Se puede llevar vida normal con la ortodoncia invisible? Resolvemos todas las dudas sobre este tipo de ortodoncia estética.
En la actualidad hay muchas opciones para corregir los dientes y obtener una sonrisa más estética y funcional. La más tradicional es llevar brackets metálicos tradicionales. Aunque consiguen una sonrisa perfecta y son la opción más económica, comprometen la imagen de la sonrisa durante el tratamiento. Y cada vez más pacientes se preocupan por su estética, incluso durante el proceso de un tratamiento odontológico.

Resolvemos las dudas sobre la ortodoncia invisible

Antes de comenzar el tratamiento con los aparatos invisibles es importante resolver todas las dudas:

¿En qué consiste exactamente?

El tratamiento de ortodoncia invisible consiste en llevar fundas transparentes Invisalign®. Estas fundas se elaboran a partir de unos moldes previos a la medida del paciente. Mediante un programa informático se planifica todo el tratamiento: número de fundas, movimiento de los dientes… Las fundas se cambian cada quince días y se llevan como mínimo 22 horas al día, ya que se pueden retiran para comer y para la rutina de higiene bucodental. De forma progresiva, van moviendo los dientes hacia la posición deseada.

¿Cuánto dura el tratamiento?

En ortodoncia la duración del tratamiento siempre depende de cada caso. En función de los problemas bucodentales a solucionar (apiñamiento, mordida…) el tratamiento se alargará más o menos tiempo. Lo normal es una duración entre seis y doce meses, pero cada paciente es distinto. Para conseguir los mejores resultados en el mínimo tiempo, es fundamental mantener una constancia diaria y seguir las indicaciones del ortodoncista. El gran peligro de este tratamiento radica en su ventaja: el “quita y pon” requiere un compromiso y responsabilidad total por parte del paciente.

¿Los aparatos invisibles duelen?

Durante los primeros días al cambiar de funda es normal sentir un poco de presión e incluso algunos roces, pero desaparecen a los pocos días.

¿Se puede hacer vida normal?

Sí. De hecho, los aparatos invisibles son los que más facilitan llevar una vida normal. ¿Por qué? Al poder sacarlos, no altera la calidad de vida diaria. Tampoco interfieren en la rutina de higiene. Por tanto podemos cepillarnos los dientes, pasar el hilo dental, el enjuague, etc. con total normalidad. Además los aparatos son invisibles por lo que mucha gente no se dará cuenta de que los llevas.

¿Hay que lavarlos?

Mantener una higiene diaria durante la ortodoncia es esencial. Pero, ¿Y los aparatos? Muchos pacientes se olvidan de lavarlos, cuando pueden ser una fuente de proliferación de bacterias. Además, si no lavamos las fundas con el tiempo pueden cambiar de color y desprender mal olor. Para una limpieza eficaz se recomienda el uso de limpiadores efervescentes específicos, o bien usar un pequeño cepillo, agua y jabón neutro.

¿Puedo comer con los aparatos?

Algunos pacientes comen alimentos blandos sin quitarse los aparatos, pero no es lo más recomendable ya que podrían mancharse e incluso romperse con la presión al masticar.

Otras alternativas en ortodoncia estética

Los aparatos invisibles no son la única opción para corregir los dientes y la mordida preservando la estética. Existen otras alternativas:

  • Brackets de porcelana. Son brackets muy parecidos a los metálicos tradicionales. De hecho, el proceso y la estructura son los mismos. Lo que cambia es el material; los brackets de porcelana son más delicados y estéticos, porque tienen un aspecto parecido al de las piezas dentales.
  • Ortodoncia lingual. Se trata del tratamiento más estético en ortodoncia. Consiste en llevar brackets metálicos en la parte posterior de los dientes. De este modo, los brackets resultan totalmente imperceptibles por los demás. No obstante requieren un proceso de adaptación de la lengua y el habla.

¿Y después de retirar los aparatos? Conseguimos una sonrisa perfecta, tanto a nivel estético como funcional. Pero eso no es todo: llega una fase fundamental, la de llevar los retenedores. En la mayoría de casos consiste en llevar fundas parecidas a las que hemos usado con la ortodoncia invisible. Pero son algo más gruesas para evitar que se rompan, ya que las llevaremos a diario. Estos retenedores también son removibles y se suelen llevar cada noche. En otros casos el ortodoncista puede indicar retenedores fijos, que son imperceptibles por los demás ya que se colocan en la parte posterior de los dientes.

Si tienes más dudas sobre este tipo de ortodoncia consulta con nuestros profesionales sin compromiso. En las clínicas PropDental realizamos un estudio personalizado y escogemos el tratamiento de ortodoncia que mejor se adapte a las necesidades de tu sonrisa. Después de la ortodoncia estética podrás lucir una sonrisa perfectamente alineada, bonita y funcional.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Principales dudas sobre la ortodoncia invisible"

Deja tu comentario