CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Qué podemos esperar de la cirugía ortognática?

¿Qué podemos esperar de la cirugía ortognática?

Publicado por Imma Roca el 3 abril 2017 en Ortodoncia

En España nos convertimos en uno de los países pioneros en Europa practicando la cirugía ortognática. Asimismo, también fuimos el primer país en crear una unidad de esta especialidad. Pese a este papel tan fundamental en la solución de las deformaciones dentofaciales, hoy en día la cirugía ortognática se mantiene como una desconocida inclusive para aquellas personas que son susceptibles de este tratamiento.

Debido a este desconocimiento, todavía muchos pacientes sienten inquietud y temor frente a este tratamiento, por lo que hoy vamos a responder algunas de las dudas que se dan con una mayor frecuencia.

Preguntas más frecuentes sobre la cirugía ortognática

generalmente, el paciente con deformidad dentofacial se percata que su cara no tiene rasgos armonizados. Pese a ello, sólo unos pocos saben que esto es debido a una alteración en el tamaño o la posición de alguno de los huesos de la caray que tiene solución: la cirugía ortognática.

Los motivos por los que someternos a la cirugía ortognática pueden ser bien funcionales o de carácter estético. En primer lugar encontramos posibles mejoras en la oclusión del paciente, así como en la masticación o en la salud de las piezas dentales.

En el segundo supuesto encontramos una mejora de la armonía en los rasgos, mejorando la apariencia, consiguiendo así también un incremento de autoestima del paciente.

Tipos de cirugía ortognática

  • Clase II: El paciente cuenta con la mandíbula retrasada respecto al maxilar superior. Esta también se conoce como retrognasia
  • Clase III: También llamada prognatismo, se dice cuando el paciente tiene la mandíbula hacia adelante.
  • Asimetría: El paciente cuenta con diferencias notorias entre los dos lados de la cara.
  • Mordida abierta: La dentición frontal no consigue contacto entre arcadas.

La cirugía dura aproximadamente cuatro horas, por lo que se puede decir que es un tipo de cirugía rápida.

Los beneficios de combinar cirugía ortognática y Ortodoncia

Cuando detectamos afectación de la deformación en el maxilar o la mandíbula, encontramos alteración en la oclusión y la colocación natural de los dientes. Con la cirugía ortognática se llevan los huesos a la posición y el tamaño adecuados, pero no podemos hacer correcciones en la dentición, motivo por el cual es tan fundamental el trabajo de un ortodoncista.

La cirugía ortognática no puede ser practicada en infantes. En el caso de las mujeres podemos realizarla a partir de los 18 años, mientras que en el caso de los hombres, la realizaremos a partir de los 21, debido a que su crecimiento termina más tarde.

Encontramos muchas alteraciones que pueden ser corregidas durante la fase de crecimiento, y que pueden prevenir la necesidad de cirugía en el momento que llegamos a adultos. Por ejemplo, tanto en la clase II como en la clase III hay aparatos funcionales pensados específicamente para que los niños lleven durante varias horas al día y de esta manera conseguir corregir un crecimiento anormal de la mandíbula o el maxilar.

El dolor y las molestias del postoperatorio varían dependiendo de cada paciente. Si bien es cierto que la gran mayoría de personas no nota dolor, pero sí sienten molestias cuando realizan actividades normales durante los primeros días: comer e incluso hablar se torna molesto, pero los doctores recetan medicación para frenar esta problemática.

  • ¿La cirugía me dejará cicatrices?

Las incisiones que se realizan son intraorales, por lo que no dejan cicatrices visibles en la cara.

  • ¿Los cambios serán muy significativos?

Hay que tener en cuenta que la primera reacción de los pacientes cuando se miren al espejo será de sorpresa. No sólo encontraremos un cambio en la cara (que puede ser más o menos sustancial), sino que hay que tener presente que sufriremos una inflamación durante varios días, y la persona intervenida irá viendo la apariencia definitiva que se le quedará de forma progresiva. En el momento que la inflamación ha desaparecido y el paciente se haya acostumbrado a su nuevo aspecto, la enorme mayoría de pacientes no sólo se acostumbran, sino que se aceptan y se gustan más a sí mismos.

  • ¿Cuándo podré volver a hacer vida como antes?

Usualmente, los pacientes vuelven a comer con normalidad después de un mes de la intervención. En las dos primeras semanas deberemos tener en cuenta que nuestra alimentación estará condicionada a líquidos. El especialista será el indicado en informar sobre la dieta que el paciente llevará los primeros días- Será a partir de la cuarta semana cuando podamos ir volviendo a nuestros hábitos, siempre de forma paulatina.

Justo después de la cirugía y como decíamos anteriormente, es muy habitual encontrar pacientes que presentan mucha inflamación, incluso refiriendo dificultades respiratorias. Por estos motivos, es muy normal sentir cansancio y diferentes molestias al hablar. Pese a todo y con el paso de los días, el paciente volverá a hablar como siempre.

En cuanto al trabajo se refiere, lo normal es que se otorguen bajas laborales de dos semanas, pese a que este periodo dependerá de factores como al edad (ya que en los pacientes jóvenes encontramos una recuperación más sencilla), así como la evolución que presente el paciente.

También hay que tomar en cuenta el tipo de trabajo que éste desempeña, no será lo mismo reincorporarse siendo oficinista que mozo de almacén, donde el impacto físico es notablemente mayor.

  • Las contraindicaciones

Para terminar hablamos de riesgos y contraindiaciones. Estas son comunes a las de toda cirugía: aquellos pacientes que tengan tensión arterial alta, enfermedades sistémicas graves, problemas respiratorios o circulatorios… Lo ideal será que sea el especialista quien valore el estado del paciente en particular, así como el la gravedad y a afectación que puede llegar a tener en la terapéutica. Pese a que no es lo habitual, encontramos algunos casos de pacientes que se someten exitosamente a este tipo de cirugía.

Y hasta aquí el pequeño resumen de las preguntas habituales que solemos encontrar frente a la cirugía ortognática. Si todavía necesitas más información sobre el tema sólo acude a cualquiera de las clínicas Propdental de Barcelona, y nuestro equipo resolverá tus dudas. ¿Te da miedo sonreír? ¡Acude a nosotros y verás tu sonrisa renovada!

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "¿Qué podemos esperar de la cirugía ortognática?"

    Deja tu comentario