CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Reemplazar los empastes

Reemplazar los empastes

Publicado por Dr. Dario Vieira el 11 diciembre 2014 en Blog

Los empastes no duran para siempre. Por una parte, se pueden decolorar con el tiempo y volverse más amarillos o oscuros por culpa de las manchas. Por otra parte, los empastes están sometidos a una tremenda presión fruto de la masticación. Aunque no sufran ningún inconveniente, algunos empastes se desgastan con el tiempo y requieren su sustitución al cabo de unos años. En caso que se rompa, agriete o se caiga, deberá sustituirse antes de tiempo.

¿Es necesario reemplazar los empastes?

Las bacterias y las partículas de comida pueden filtrarse hacia dentro del diente cuando un empaste está roto o agrietado. Debido a que es muy difícil limpiar las ranuras, las bacterias se desarrollan gracias a los trozos de comida que permanecen escondidos, permitiendo el desarrollo de una caries dental. Puede que la caries que aparece debajo de un empaste no provoque ningún dolor hasta que el daño sea extensivo. Por este motivo, debes recibir un chequeo periódico de tus empastes.

Empastes que se despegan
Los empastes dentales pueden caerse o despegarse por varios motivos:

  • El material utilizado para el empaste no puede soportar las fuerzas que se le aplican, especialmente cuando son empastes extensos, y se rompen. Este problema se puede evitar utilizando otro tipo de restauraciones cuando el daño es muy grande (véase coronas o incrustaciones).
  • Si en el momento de la colocación del empaste se interpone un poco de saliva entre la restauración y el diente, no permitiendo que el material se una con el diente y termine cayéndose el empaste.

Empastes agrietados
Tanto los empastes de composite, como las amalgamas de plata, pueden agrietarse ya sea poco después de su colocación o tras un largo tiempo de llevarlos.

Las grietas puedan producirse por culpa de que el empaste se encuentra en una mayor altura que el resto del diente, de modo que tiene que soportar toda la presión de la mordida. También pueden suceder con el tiempo, una vez el empaste se ha ido desgastado con las fuerzas de la mordida.

Igualmente, pueden producirse pequeñas grietas en los cantos del empaste. Este tipo de roturas suelen producirse con el tiempo y normalmente se pueden arreglar.

Empastes desgastados
Algunos empastes pueden durar 15 años o más. Otros, sin embargo, deberán sustituirse cada 5 años. En cualquier caso será el dentista quién decida el método de actuación en función de la observación que realice en las visitas periódicas.

Empastes y bruxismo
Si aprietas o rechinas tus dientes, puede que tengas más problemas con los empastes. Si sufres bruxismo, las fuerzas aplicadas en tus dientes pueden provocar sensibilidad dental y acelerar el desgaste de tus empastes. Dichas presiones también pueden provocar la rotura o pequeñas grietas en los empastes.

Mantener los empastes
Aunque algunos empastes pueden durar muchos años, la media de vida de las amalgamas es de 12 años, mientras que la esperanza de vida de los empastes composite no superan la década.

Tu dentista examina cada uno de tus empastes durante las visitas rutinarias a la clínica dental. Puede que requieras incluso la toma de una radiografía para observar el posible mal estado de algún empaste y ver qué está ocurriendo debajo de él. Pide una cita con tu dentista si:

  • Tienes sensibilidad dental.
  • Ves una grieta en alguno de tus empastes.
  • Te parece que una parte del empaste se ha roto.

Debes visitar regularmente al dentista para someterte a las limpiezas profesionales, aparte de cepillarte los dientes dos veces al día y utilizar el hilo dental a diario. Si tienes muchos empastes o alguno de muy extenso, puedes utilizar una dosis extra de flúor en tu higiene para fortalecer tus dientes. El flúor te ayudará a proteger el esmalte de tus dientes y a evitar futuras caries.

Enjuagarte la boca con colutorio también te ayudará a reducir el nivel de ácido en la boca y evitar así nuevas caries en el futuro. En caso que se agrieten tus empastes, considera la utilización de una férula nocturna que los proteja.

Reemplazar tu antiguo empaste
Antes de remover tu antiguo empaste, el dentista de Propdental comentará contigo las posibles opciones de tratamiento. A veces es posible restaurar el empaste sin necesidad de quitarlo por completo. Sin embargo, si éste debe quitarse por algún motivo, quizá vale la pena cambiar el material utilizado en el siguiente empaste. Este es el caso de las amalgamas de plata, que en nuestras clínicas dentales sustituimos por empastes composite o incrustaciones inlays, onlays u overlays de porcelana.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Reemplazar los empastes"

    Deja tu comentario