CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Como utilizar el irrigador bucal

Como utilizar el irrigador bucal

Publicado por pedro el 21 febrero 2017 en Blog

Cuando hablamos de higiene dental no solamente hacemos referencia al cepillado de después de las comidas y es que son otros elementos y acciones que nos serán de gran utilidad para conseguir una higiene óptima. Es momento ahora de conocer las funciones del irrigador bucal.

¿Para qué sirve el irrigador bucal?

Se trata de un elemento muy simple y cuya función es aplicar un chorro de agua a presión con la finalidad de eliminar los restos de alimentos y placa bacteriana que se encuentra en nuestra boca. Además, otra de las importantes funciones que nos ofrece el irrigador es estimular las encías.

Es muy importante considerar que el irrigador no puede sustituir, en ningún caso, el cepillado dental y es que la función del irrigador es eliminar aquello que no hayamos podido desechar con el cepillo. Dicho de otro modo, estamos ante un complemento idóneo en nuestra limpieza diaria, de igual forma que sucede con el hilo dental o los enjuagues bucales. Solamente la combinación de estas acciones nos ofrece el resultado que esperamos; boca limpia y sana,

Si bien es cierto que la irrigación bucal es apta para cualquier persona, estamos ante un proceso que se recomienda especialmente en pacientes con Ortodoncia así como también a aquellas personas que cuentan con implantes dentales.  En el caso de la Ortodoncia es evidente que no es sencillo llevar a cabo el cepillado dental por culpa de los brackets, de forma que es probable que queden restos de alimentos en nuestra boca y, gracias al irrigador, podremos conseguir un óptimo resultado. Finalmente, podemos destacar a los pacientes diabéticos como otro de los colectivos que se verán beneficiados por el uso de este elemento y en este caso debemos hacer referencia a que estamos hablando de una enfermedad que afecta principalmente a las encías. Por ello, el irrigador bucal nos será muy útil para estimular este tejido blanco que tiene una gran importancia en la salud bucal.

 

Como se utiliza el irrigador bucal

Antes de iniciar este proceso es indispensable tener la boca limpia y para ello no solo necesitaremos usar el cepillo sino que también es importante utilizar el hilo dental. Seguidamente rellenaremos el depósito de agua, aunque también tenemos a nuestra disposición colutorios bucales y que nos serán útiles para este proceso.

El siguiente paso es colocar la boquilla, una vez lo tengamos armado introducimos el irrigador y lo colocamos sobre las encías. Ahora es momento de empezar con este proceso y debemos apuntar el chorro tanto en las encías como en los dientes, siendo conveniente que el proceso tenga una duración de unos dos minutos.

Tal y como podemos ver, el uso del irrigador bucal es muy simple, intuitivo y ameno, siendo además una labor que repercutirá positivamente en la salud de nuestra boca y es que no podemos olvidar que la higiene bucodental es nuestro principal aliado a la hora de evitar y prevenir las principales enfermedades bucodentales, como por ejemplo la caries o la gingivitis.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Como utilizar el irrigador bucal"

    Deja tu comentario