CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Etiología de los trastornos témporomandibulares

Etiología de los trastornos témporomandibulares

Los trastornos témporomandibulares no son un problema único, sino una denominación bajo la cual se incluyen múltiples alteraciones y existen muchas que afectan la función masticatoria. Cuando las funciones normales del sistema masticatorio son interrumpidas por alguna tipo de alteración, en ocasiones el sistema las adapta sin que haya consecuencias y efectos clínicos.

Aun así, si la alteración es severa y supera la tolerancia fisiológica del individuo, se crea una respuesta del sistema. Ésta se manifiesta como síntomas clínicos asociados con los trastornos témporomandibulares. Desde Clínicas Propdental tratamos de solucionar dichos trastornos con el tratamiento adecuado según cada paciente.

Existen factores de riesgo que pueden desencadenar trastornos témporomandibulares y se clasifican en factores predisponentes, precipitantes y perpetuantes.

Causas y factores de riesgo de los trastornos témporomandibulares

Inicialmente se pensaba que los trastornos témporomandibulares eran causados por problemas severos de oclusión. Sin embargo, actualmente su etiología es de carácter multifactorial, es decir, no hay una etiología única que explique la totalidad de sus signos o síntomas. Por lo tanto, para que se desarrolle un trastorno témporomandibular deben confluir numerosos factores. Factores estructurales y posturales, así como aspectos psicológicos y conductuales afectarán su manifestación.

Existen diferentes factores de riesgo que pueden desencadenar trastornos témporomandibulares. Dependiendo del rol que desempeñen estos factores de riesgo en el inicio, desarrollo y perpetuación del trastorno se clasifican en factores predisponentes, precipitantes y perpetuantes.

Factores predisponentes

Frecuentemente son factores sistémicos. Los rasgos psicológicos del paciente, como la personalidad y el comportamiento, las enfermedades sistémicas, las características oclusales (sobremordida), la pérdida de soporte molar, desarmonía ortopédicas, entre  otros son factores fisiológicos y estructurales que pueden determinar el desarrollo de un trastorno témporomandibular. Corresponden a las características del individuo, capaces de aumentar el riesgo de evolución.

Los dentistas en Propdental determinan que, si estos factores están identificados como presentes en un paciente, éste no desarrollará necesariamente la enfermedad.

Factores desencadenantes

Corresponden a factores traumáticos, es decir, al microtrauma y al macrotrauma, dónde están los hábitos parafuncionales. Aquí entra el rol de la oclusión, ya que es a través de la oclusión por donde se transmite la sobrecarga. También tiene que ver con el estrés y la tensión.

Los factores desencadenantes se confunden con el factor etiológico, puesto que son los que inician y manifiestan una condición subclínica de trastornos témporomandibulares.

Factores perpetuantes

Los factores perpetuantes son aquellos que mantienen el trastorno o complican el tratamiento. Según nuestros dentistas en Barcelona, pueden ser sobrecargas mecánicas musculares, problemas metabólicos, conflictos emocionales, sociales y de comportamiento, estrés emocional, entre otros.

El grado en que estos factores actúan en la patología difiere de un paciente a otro.

Desde Clínicas Propdental consideramos que es importante tener en cuenta la capacidad adaptativa de cada paciente. El desarrollo de los trastornos témporomandibulares dependerá de la capacidad de respuesta del sistema frente a los estímulos que se presenten.