CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Férula de relajación muscular

Férula de relajación muscular

La férula de relajación muscular la realiza el protésico en Clínicas Propdental normalmente para colocarla en el maxilar superior.

Cuando el dentista coloca la férula, los dientes contactan de manera uniforme y simultanea, de manera que conseguimos el objetivo que buscamos: eliminar la inestabilidad ortopédica entre la posición oclusal y la articular, para que esta inestabilidad deje de actuar como factor causante del trastorno.

Indicaciones de la férula de relajación muscular

La indicación más frecuente de la férula de relajación muscular es tratar el dolor muscular, ya que al llevarla puesta se reduce la actividad parafuncional que normalmente acompaña a los periodos de estrés. Si por ejemplo sufres de bruxismo debido a una hiperactividad muscular, deberías consultar con tu dentista en Clínicas Propdental para un diagnóstico por si necesitas un tratamientos que pueda prevenir las consecuencia de esta parafunción en los dientes y articulación de la mandíbula.

La férula de relajación muscular también está indicada en pacientes que sufren mialgias crónicas o retrodiscitis secundarias a un traumatismo.

Cuando el dentista en Clínicas Propdental elabora la férula de relajación muscular, siempre cumple todos los requisitos propios de la elaboración y el ajuste antes de entregártela para que comiences a usarla. Además,  en clínicas Propdental te enseñamos la forma de colocar y retirar adecuadamente la férula de relajación muscular mostrándotelo y explicándote personalmente en el día que se te entrega.

Primero introduce la férula de relajación muscular y empuja con los dedos para alinearla y asentarla, y después puedes estabilizarla mordiendo con fuerza.

La férula de relajación muscular se ajusta exactamente a los dientes maxilares, quedando estable y dando retención total cuando contacta con los dientes mandibulares y cuando el dentista revisa con los dedos. Para retirarla de manera fácil se coge cerca del área del primer molar con las uñas de los dedos índice y se tracciona de los extremos distales hacia abajo.

Dependiendo del tipo de trastorno temporomandibular el uso de la férula de descarga es durante el día o la noche. Si sueles tener dolor en la mandíbula y en la cara al levantarte por la mañana y además tienes los dientes desgastados,  tu dentista sospechará de que aprietas o rechinas los dientes y lo más recomendable es que uses tu placa de descarga durante la noche o durante el día si la parafunción que tienes es diurna además de nocturna.

Si por el contrario, es al final del día cuando más molestias tienes, debe tratarse de tensión emocional acumulada, la ergonomía y fatiga. En este caso la férula puede ser útil inicialmente durante el día como recordatorio de lo que hacen tus dientes. Una vez controlado esto este aparato ya no es necesaria durante el día. Por último, si sufres retrodiscitis puede ser necesario que lleves la férula durante el máximo de tiempo posible.

Los primeros días es normal que notes una serie de cambios al llevar la férula de relajación, como por ejemplo, que produces más saliva y te cuesta un poco hablar, si tienes que llevarla de día.

Al cabo de una semana aproximadamente el paciente vuelve a la Clínica Propdental para hacer una valoración y el dentista vuelve a examinar tu oclusión y realiza una exploración muscular para determinar si se están eliminando los signos y síntomas iniciales.