CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Oclusión en el trastorno temporomandibular

Oclusión en el trastorno temporomandibular

La oclusión es uno de los factores contribuyentes más estudiados en la etiología de los trastornos temporomandibulares a lo largo de los años.

Así, históricamente las alteraciones oclusales han sido consideradas como el factor más importante asociado a los trastornos temporomandibulares. Consten, en el año 1934, fue el primero en asociar alteraciones del estado dentario con diversos síntomas del oído. Para él, el desplazamiento mecánico de la mandíbula causaba una compresión y daño de estructuras de la articulación.

Por lo tanto, el tratamiento se basaba en corregir la oclusión (llevar la mandíbula hacia adelante). En Clínicas Propdental, para determinar cómo influye la oclusión en la posible aparición de un trastornos temporomandibulares, entendemos la función de la misma en la estabilidad ortopédica del sistema.

¿Cuál es el papel de la oclusión en el trastorno temporomandibular?

Un estado oclusal estable no crea ningún problema. Éste surge cuando existe un sistema masticatorio inestable, el cual recibe carga de parte de los músculos elevadores, que obliga al sistema neuromuscular a realizar movimientos modificando los engramas musculares para lograr una mayor estabilidad oclusal. Todo esto lleva a una inestabilidad articular, pudiendo generar, de este modo, un trastornos temporomandibulares.

Los dentistas en Barcelona definen la estabilidad oclusal como aquella posición de equilibrio o balance muscular mediante la cual la mandíbula es estabilizada contra el maxilar superior, debido al contacto dentario bilateral, simétrico y simultáneo. La mandíbula, ante una situación de interferencia oclusal, busca la posición dentaria idónea y estable sin lograr conseguirla.

Para tratar la relación oclusal de un paciente que presenta inestabilidad, los equipo de especialistas en Propdental proceden a corregir la oclusión. Para ello, utilizan diferentes tratamientos recomendados según el caso en cuestión. Como método eficaz y altamente demandado actualmente, se presenta Invisalign. Es una técnica que emplea una serie de alineadores prácticamente invisibles y extraíbles, renovables cada dos semanas. Son completamente transparentes y mucho más difíciles de detectar que los brackets tradicionales. Además de corregir la oclusión, Invisalign disimula el tratamiento estético y aporta seguridad en las relaciones diarias del paciente.

Este tratamiento supone uno de los avances odontológicos más importantes de los últimos 30 años. Con el paso del tiempo, la ortodoncia invisible ha evolucionado debido a la evaluación continua por parte de ortodoncistas especializados. Los especialistas en Propdental apuestan por su diagnóstico teniendo siempre en cuenta la satisfacción, comodidad y necesidad de sus pacientes.

Al presentar el paciente estabilidad oclusal, se logra estabilidad mandibular, estabilidad condilar y un sistema gnático homestásico. La oclusión céntrica será la posición donde existe máxima estabilidad oclusal. Para conseguirla, en Clínicas Propdental recomendamos el tratamiento que más se acerque a las necesidades específicas de cada paciente y, además, teniendo en cuanta no solamente aspectos de salud, sino también factores estéticos.