CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Restauraciones posteriores

Restauraciones posteriores

Cada vez mas las restauraciones posteriores estéticas en odontología es sinónimo de belleza y armonía. Nadie será bello sin dientes; nadie será feliz sin dientes. De esta forma, en los años 80 los dientes pasaron a tener un reconocido valor.

Mas que tenerlo, pasó a ser importante que fueran harmoniosos y blancos. No sólo los anteriores. Surgió la esencia del blanco, tan importante como la estética, pero ahora con valor de autoestima. Dientes blancos son sinónimos de sanos, no importa que sean restaurados; importa que parezcan que nunca lo fueron. La sonrisa se tornó marco de presentación.

¿Cuál es la importancia de las restauraciones posteriores estéticas?

La importancia de dientes restaurados con materiales estéticos que simulan la estructura dentaria está en esa nueva concepción de la belleza, así como el bronceado del sol y el cuerpo delgado. Se creó una nueva dimensión para el cuerpo; la belleza esta en un cuerpo delgado, bronceado y con dientes blancos. No se explica mecánicamente, la belleza es esencial. Es un sentimiento, una emoción, un querer.

La durabilidad de las restauraciones posteriores estéticas depende de innumerables factores:

  • Material:  de la contracción de la polimerización y de la absorción de agua, característica que causan la ruptura de las aleaciones y de la degradación de la masa restauradora.
  • Técnica restauradora: la técnica restauradora debe propiciar la reducción o eliminación de burbujas internas, reducción del porcentual de masa restauradora no polimerizada, de la inserción en capas nunca superiores a 3 mm y nunca uniendo la vestibular a la lingual.
  • Dentista profesional: el elección del material adecuado; el uso del sistema adhesivo compatible con la situación de la cavidad y del material restaurador, del acabado y del pulimento y del ajuste oclusal.
  • Paciente de Propdental: de comprometerse con cuidados como ingestión de alimentos calientes y fríos, de cuidado de alimentos y bebidas con colorantes y, fundamentalmente, el regreso para los mantenimientos periódicos donde se pueden realizar los eventuales ajustes y pulimentos.