CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Técnica restauradora en dientes posteriores

Técnica restauradora en dientes posteriores

Existen innumerables técnicas restauradoras en dientes posteriores, las cuales por habilidad o entrenamiento resultan en satisfactoria construcción de una restauración.

El preparado cavitario debe restringirse a la remoción de tejido cariado, pues la forma de retención ocurre por el acondicionamiento ácido y por la utilización de sistemas adhesivos.

¿ Cual es la técnica restaurador en dientes posteriores?

En este momento, somos favorables a la permanencia de una capa residual de dentina ablandada en las paredes de fondo de la cavidad, pues con la compresión de lo que debe ser removido y lo que puede permanecer es una dentina ablandada por los ácidos de las bacterias, y una vez removida la causa, cesa el efecto, y por lo tanto, el comportamiento es igual al tratamiento expectante.

De esa forma se indican los sistemas adhesivos que producen la hibridación para cavidades rasas, medias e incluso profundas, pero desde que exista una capa de 3 mm de dentina separando el medio externo del tejido pulpar.

En las cavidades muy profundas, la indicación seria la técnica de integración o entonces la quelación superficial del calcio que utiliza el ionómero vidrio como material de unión en las paredes de significado biológico.

La técnica de Sándwich, propuesta por Krejci (1988), todavía sigue siendo una excelente alternativa restauradora, y en especial porque inhibe cualquier posibilidad de sensibilidad posoperatoria. La técnica de Sándwich (ionómero de vidrio en las paredes de fondo y sistema adhesivo en las paredes circundantes) ha demostrado excelente resultado y esta indicado para pacientes con algún riesgo de sensibilidad. También en los que ya tienen una restauración, la pulpa reacciono produciendo dentina esclerótica, con mas porcentual de calcio, y en estos casos el ionómero y su adhesión química producirá una mayor interacción en el entorno rico en calcio.

En términos de colocación de resina, se adopta la técnica de estratificación por capas verticales, tomando el cuidado de nunca unir en puente la pared vestibular con la lingual, tanto en la caja proximal como vestibular. Eso permitirá que, incluso con resinas de contracción de polimerización muy baja como las que se tienen hoy, ninguna posibilidad de deformación de la dentina deberá ocurrir durante el acto masticatorio, alejando el riesgo de sensibilidad a la masticación.

Para cavidades de clase II o proximales, el uso de matriz metálica es nuestra opción.