CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Dolor después de una extracción dental

Dolor después de una extracción dental

El dolor después de una extracción dental puede deberse a una alveolitis seca y es necesario antibioterapia. Me duele después de una extracción dental, ¿es normal?

Dolor intenso después de una extracción dental

dolor después de una extracción dental Si después de una extracción dental no le duele y a las 24 horas empieza un dolor muy fuerte que no le permite dormir y al que los analgésicos no tienen un efecto de más de 4 horas, lo más probable es que se trate de una infección postoperatoria conocida como alveolitis seca.

En tales casos en Propdental recomendamos empezar una tratamiento de antibioterapia adecuada y mantener una buena higiene en la zona intervenida.

Por lo que a nuestros pacientes recomendamos que llamen en seguida a la clínica Propdental para darles la pauta de antiobioterapia adecuada y realicemos la limpieza de la herida con clorhexidina para eliminar posibles restos de comida que puedan haber quedados acumulados en el alveolo y así permitir aliviar el dolor en seguida y continuar el proceso normal de cicatrización.

Infección postoperatoria por alveolitis seca

En la mayoría de los casos la extracción dental es rápida, sencilla e indolora, ya que se realiza bajo anestesia local. Sí es cierto, sin embargo, que en la mayoría de los casos el postoperatorio transcurre sin molestias. En ocasiones se produce una infección en la zona del alveolo de la extracción del diente, es lo que se llama alveolitis seca.

dolor intenso por infección postoperatoria Esta infección postoperatoria después de la extracción dental se produce porque hay una pérdida prematura del coágulo sanguíneo, con lo que las terminaciones nerviosas que han quedado al descubierto después de la intervención quirúrgica son una presa fácil para las bacterias.

No se suele dar con demasiada frecuencia, hay estadísticas que hablan de un porcentaje que oscila entre el 1 y el 5%, y suele ofrecer sus peores síntomas a partir del segundo día, una vez que las bacterias han empezado a actuar.

Otra característica habitual de la alveolitis es la aparición de un mal aliento permanente, una halitosis que tiene su origen en la infección que las bacterias están provocando en la zona de donde se ha extraído la pieza dental.

Se suele tratar con soluciones salinas, y en general el dolor y el mal aliento suele desaparecer en unos días, una vez que la zona empiece a cicatrizar de manera adecuada, con lo que no es una situación que deba de provocar ninguna alarma.

La evolución de las técnicas odontológicas actuales ha permitido buscar siempre una alternativa plausible a la extracción porque el principal objetivo de los dentistas hoy en día es mantener, en la medida de lo posible, la dentadura lo más completa posible, para garantizar así un efecto estético positivo y que no se produzcan movimientos de los dientes ni alteraciones en la oclusión dental.

Por ello, la extracción dental es siempre la última opción, aunque, claro está, sigue habiendo casos en los que es necesaria y no se puede hacer nada al respecto más allá de realizar la misma y retirar la pieza dental dañada.

alveolitisEn definitiva, la alveolitis seca se trata de una complicación poco común pero hay que tener en cuenta y valorarla en su justa medida. Por ello siempre es recomendable acudir a la clínica Propdental o llamar lo antes posible para hablar con el dentista que le dará las instrucciones necesario para eliminar el dolor postoperatorio.