CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Conducta de mi hijo hiperactivo en el dentista

Preguntas al dentista

Conducta de mi hijo hiperactivo en el dentista

Hola buenas tardes, tengo un niño con nueve años y es hiperactivo. Ahora mismo le han detectado varias caries en diversos dientes, pero siempre he tenido muchos problemas para llevarlo al dentista por su nerviosismo. No presta atención, no quiere sentarse en el sillón, y cuando el dentista va a mirarle con el espejo, por ejemplo, le da manotazos y patadas hasta conseguir que se canse y abandone la tarea. He oído hablar del gas de la risa para dejar más tranquilos a los pacientes en el sillón dental y mi pregunta es si tratan ustedes con niños y les va bien el gas de la risa. Ya lo he probado todo, la última vez le dimos un valium y aún así no hubo manera de que la dentista lo pudiese tratar. Muchas gracias espero que me ayuden con la conducta de mi hijo hiperactivo en el dentista.

0
0

Respuestas

  • Anónimo

    conducta-de-mi-hijo-hiperactivo-en-el-dentista

    Conducta de mi hijo hiperactivo en el dentista

    El gas al que se refiere conocido como “gas de la risa” es óxido nitroso, y en principio creo que fue retirado de su uso ambulatorio, por lo que en clínicas Propdental no lo utilizamos. Si su hijo es hiperactivo y nada colaborador como nos comenta, le invitamos a visitar a nuestra odontopediatra, especialista en el trato diario con niños. Si es absolutamente imposible realizar ningún tratamiento, disponemos de la colaboración de una anestesista para valorar la posibilidad de sedación consciente.

    La sedación consciente es un método realizado bajo el control de nuestra colaboradora anestesista y está indicado para todos los pacientes, tanto niños como adultos, que manifiestan fobia al sillón dental. Se puede aprovechar y en una misma sesión de sedación consciente realizar varios tratamientos, como empastes, extracciones, colocación de implantes, etc. De esta manera evitamos que el paciente sufra miedo mientras dura el tratamiento, y tenga un recuerdo no traumático de su experiencia dental. Cuando se trata de niños, como en su caso particular, se intenta hacer todo el mismo día para no someter al paciente a dosis de fármacos prolongadas.


    Deja tu respuesta

    Puedes añadir una imagen (opcional)