CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Periodontitis apical

Periodontitis apical

Si no tratamos en nervio con una endodoncia y no eliminamos el tejido pulpar necrosado, las bacterias avanzan a través de la raíz del diente causando una periodontitis apical.

Periodontitis apical

La periodontitis apical es la infección de los tejidos que rodean la raíz del diente (hueso alveolar y ligamento periodontal).

Periodontitis apical aguda

La periodontitis apical aguda es un cuadro de inflamación periodontal que puede ser consecuencia de una necrosis pulpar, o producirse con pulpa vital generalmente inflamada por traumatismos dentales, alteraciones oclusales o pulpitis.

periodontitis apicalEn ocasiones también puede ser de causa iatrogénica (producida por el profesional), como por ejemplo en casos de tratamientos de conductos radiculares, donde se produce inflamación del tejido periodontal debido a las maniobras realizadas o el material de obturación empleado.

Cuando se extrae el tejido pulpar se produce una herida en los tejidos blandos próximos al foramen apical. La sobreinstrumentación puede hacer que las bacterias lleguen al periodonto, y además los antisépticos que se utilizan, son en sí mismos citotóxicos.

Normalmente es uno de los cuadros típicos de consultas urgentes en las clinicas dentales.

Se produce una respuesta inflamatoria del tejido periapical a los agentes irritantes, que salen por el conducto pulpar, causando, en primer lugar, una hiperemia y posteriormente, si continúa el agente agresor, una vasodilatación con exudado de líquido e infiltrado leucocitario (periodontitis apical aguda no supurada). La inflamación aguda puede cursar de forma no supurada o con un absceso apical.

Clínicamente la peridontitis cursa con un dolor agudo, pulsátil, intenso y continuo, que comienza de forma espontánea y que es bien localizado por el paciente.

El diagnóstico preciso y exacto sólo lo da la biopsia, aunque también lo corroboran los siguientes puntos:

  • Percusión positiva
  • Inspección que revela algún cambio de color en la mucosa adyacente
  • Palpación positiva en caso de abscesos
  • Pruebas de vitalidad: positivas si el tejido pulpar está vital; negativas si existe previamente una necrosis pulpar
  • Radiografías normales, en ocasiones ligero ensanchamiento del ligamento periodontal

El tratamiento de la periodontitis apical aguda será diferente para cada caso:

  • Pulpa vital o sana: retirar el agente causal (por ejemplo un ajuste oclusal)
  • Pulpa inflamada irreversiblemente o necrótica: tratamiento de conductos radiculares
  • Absceso periodontal: tratamiento de conductos, además de drenaje para el exudado purulento

Periodontitis apical crónica

La periodontitis apical crónica es la fase crónica de la inflamación y puede presentarse de forma crónica o bien proceder de un proceso agudo.

Siempre es secundaria a una necrosis pulpar, y por este motivo habrá una respuesta negativa a las pruebas de vitalidad.

El paciente no presenta dolor debido a que disminuye la presión tisular.

La inflamación crónica se puede presentar por diferentes cuadros clínicos:

  • Granuloma apical: se produce un acumulo de células inflamatorias crónicas (linfocitos, células plasmáticas y macrófagos) con una gran cantidad de tejido de granulación que está recubierto de una cápsula de tejido conjuntivo. Se produce reabsorción ósea apical debido al aumento de actividad de los osteoclastos
  • Absceso apical: se produce cuando hay un acumulo purulento que encuentra una vía de drenaje del pus a través del hueso hasta los tejidos blandos. La presencia de una fístula es clave para el diagnóstico
  • Osteítis condensante: es un aumento de la densidad del hueso periapical producido porque los osteoblastos han aumentado su actividad generando un exceso de mineralización ósea alrededor del ápice; es detectable en una radiografía
  • Quiste periapical: se trata de una cavidad central rellena de líquido, revestida de un epitelio y cápsula fibrosa, que proviene de un tejido granulomatoso previo.