CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Pulpitis reversible

Pulpitis reversible

La pulpitis reversible es un cuadro de hipersensibilidad, procesos hiperémicos o hiperreactivos de la pulpa. En los casos de pulpitis reversible, una vez eliminado el factor causal la pulpa vuelve a su situación de normalidad.

La pulpitis reversible es el primer síntoma que suele aparecer ante una leve agresión pulpar (caries incipiente, abrasiones, trauma oclusal, procedimientos operatorios, etc.)

Aunque la infección en muchas ocasiones es la causante de la inflamación del nervio del diente, los términos infección e inflamación no son intercambiables, ya que puede haber inflamación sin que haya necesariamente infección, y sin embargo, al revés no es posible.

La anatomía patológica muestra una pulpitis aguda en sus fases iniciales, donde ocurren dos hechos fundamentalmente:

  • Alteraciones de los odontoblastos: se retraen las prolongaciones citoplasmáticas y migran o se “aspiran” los núcleos de los odontoblastos hacia los túbulos dentinarios.
  • Alteraciones vasculares: vasodilatación de los capilares y una hiperemia que conducen a un aumento de la presión tisular. También sale líquido plasmático (edema), leucocitos e infiltrado inflamatorio, aumentando la presión sobre las terminaciones nerviosas y pudiendo aparecer el dolor.
  • Este dolor no es espontáneo, sino una hipersensibilidad ante estímulos externos, como puede ser el frío.
  • En esta fase el organismo puede eliminar las bacterias causantes o el agente agresor, y comenzar los procesos de curación. La regeneración se da cuando los tejidos recuperan su estado original.
  • La cicatrización, en cambio, se produce cuando el tejido original es reemplazado por tejido conectivo fibroso denso.

Signos de la inflamación del nervio del diente

Los cinco signos originales de la inflamación pulpar son:

  • Rubor: por la vasodilatación
  • Tumefacción: por el edema
  • Dolor: por el aumento de la presión en las terminaciones nerviosas
  • Calor: por una mayor irrigación
  • Pérdida de la función: por destrucción tisular

Respecto a las manifestaciones clínicas del inicio de la inflamación reversible del nervio del diente no suele haber sintomatología, y la aparición del dolor únicamente se da con la aplicación de determinados estímulos, como son frío, calor, aire y dulce.

Con lo cual podemos decir que se trata de un dolor agudo que aparece bruscamente, provocado, de corta duración y que desaparece al retirar el estímulo causante.

Diagnóstico de la pulpitis reversible

tratamiento de la pulpitis reversibleEl diagnóstico se realiza mediante la historia clínica completa y la exploración del paciente. Las radiografías muestran que tanto el espacio periodontal como el hueso periapical son completamente normales. La percusión suele ser negativa.

Las pruebas de vitalidad son eficientes en este tipo de pulpitis. El frío y el calor provocan una respuesta positiva más rápida e intensa que en un diente normal.

  • El frío provoca la aparición del dolor porque se contrae el fluido dentinario.
  • El calor provoca una vasodilatación que hace aumentar la presión en el interior de la pulpa, y entonces aparece el dolor de forma rápida (en un diente normal lo hace de manera más tardía).

El tratamiento de la pulpitis reversible consiste en eliminar el agente etiológico.