CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Complicaciones implantes dentales

Complicaciones implantes dentales

Las complicaciones implantes dentales más graves son las relacionadas con la parestesia o anestesia persistente en los nervios adyacentes o las penetraciones de los senos maxilares y las cavidades nasales. Los estudios complementarios, tanto a corto como a largo plazo, no han observado reacciones alérgicas al titanio.

complicaciones de los implantes dentales

Complicaciones quirúrgicas de los implantes dentales

Complicaciones quirúrgicas relacionadas con la primera fase de implantología:

  1. Implantes con movilidad: el implantologo se equivoca sobre la anatomía o las propiedades mecánicas del alveolo a implantar o si el proceso de fresado no es lo suficientemente preciso, el implante será inestable y impide la osteointegración.
  2. Perforación de las mucosas: por la adaptación defectuosa del colgajo, granulomas residuales de sutura y/o una úlcera de decúbito debajo de la dentadura. Tienen una prevalencia de 5% de los pacientes tratados. Éste se resolverá con la escisión del lugar perforado, reposición del colgajo resutura y ajuste apropiado.

Complicaciones segunda fase implantológica

  1. Perdida inicial de la función de anclaje: pocas veces nos encontramos con el caso de fijaciones móviles. Las razones podrán ser una técnica quirúrgica inadecuada o sobrecarga de la dentadura durante la fase cicatricial. Una fijación no oseointegrada deberá ser removida inmediatamente. También debe removerse todo el tejido conjuntivo del lugar de fijación, después de lo cuál se hará un colgajo mucoperióstico para cerrar el lugar herméticamente. Después de un período cicatricial de un año en el mismo lugar se podrá instalar otra fijación.

Complicaciones tardías

  1. Pérdida tardía de la función de anclaje: normalmente no están asociados con ningún síntoma subjetivo o clínico, pero se descubren a través de regulares exámenes radiográficos regulares como una zona de perifijación radiolúcida. Suele ser un síntoma tardío de mal manejo quirúrgico de los tejidos receptores o una indicación de la concentración correspondiente de la tensión traumatica de un puente mal ajustado o indebidamente diseñado.
  2. Gingivitis: una gingivitis marginal inducida por placa bacteriana deberá ser tratada mediante una intensificación de la higiene oral. Sin embargo, el acceso a los pilares, deberá también de ser examinado y ajustado.
  3. Formación de hiperplasia: la hiperplasia gingival puede estar causada por la elección de unos pilares demasiado cortos o por no utilizar capuchones cicatriciales. La mucosa tiene tendencia a proliferar y cubrir la unión entre el pilar y el armazón del puente lo que produce una ulceración traumática. La frecuencia de esta complicación es de un 7% y se deberá realizar una gingivectomía o un colgajo y considerarse la sustitución por un pilar más largo.
  4. Fístulas: un tornillo aflojado con movilidad del cilindro del pilar, puede causar la formación de un tejido granulado en la conexión pilar-fijación. Los microorganismos pueden penetgrar en el espacio capilar que se encuentra alrededor del tornillo móvil lo cual produciría una infección del tejido granulado a nivel de la unión fijación-pilar. Esta puede propagarse horizontalmente y aparecer como una fístula en el mismo nivel. Tiene una prevalencia del 1% y el tratamiento deberá ser la remoción del pilar, esterilización y extripación del tejido granulado y al reponer el pilar deberá de revisarse el sellado adecuado del anillo de silicona.
  5. Pasos de rosca expuestos: por causa de pérdida ósea marginal horizontal pueden ocasionar una ulceración traumática de los tejidos blandos, especialmente si la mucosa no adherida es susceptible al tirón del músculo contigua. La presencia asociada de placa en el fondo de las roscas puede causar una inflamación crónica, aunque su frecuencia es de menos del 1%. El tratamiento consiste en las medidas convencionales periodontales para crear encía insertada, es decir, injertos de piel o de mucosa o una vestibuloplasia.
  6. Fractura del tornillo pilar: ocurren independientemente y son normalmente asintomáticas y raramente evidentes al examen radiológico. Tiene una prevalencia de un 3%. Si un tornillo central se ha fracturado de forma que el fragmento remanente es coronal, a menudo puede sujetarse el fragmento mediante unas pinzas planas muy estrechas y desenroscarlo. Si se ha roto a nivel de la cabeza o más apical, se labra una ranura, se desenrosca el fragmento y se busca la causa. Una causa común es un puente ajustado incorrectamente, por lo tanto deberán de realizarse ajustes al puente o fabricar uno nuevo.
  7. Fractura del implante de titanio: normalmente lo observamos en exámenes radiográficos de control como una pérdida ósea marginal rápida. La pérdida ósea marginal progresiva deberá considerarse siempre como una indicación de stress excesivo. Es conveniente desenroscar el puente el puente y revisar la estabilidad individual. Las fracturas transversales horizontales de una fijación, que ocurren apicalmente a las roscas internas de la fijación sólo se pueden tratar removiendo tanto el fragmento coronal como el apical.

Más información sobre las complicaciones en implantes dentales

Riesgo en implantología dental

Complicaciones preoperatorias

Complicaciones intraoperatorias de los implantes dentales

Complicaciones postoperatorias tempranas de los implantes dentales

Complicaciones quirúrgicas de implantes dentales

Complicaciones tardías de los implantes dentales

Pérdida de hueso en implantes dentales

Bifosfonatos e implantes

Complicaciones de injertos onlay

Transposición del nervio dentario inferior