CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » ¿Cómo masticaré con los implantes dentales?

¿Cómo masticaré con los implantes dentales?

¿Cómo masticaré con los implantes? Serán importantes las consideraciones biomecánicas del diseño de las protésicas sobre implantes oseointegrados comenzando por la naturaleza del sistema de fijación oseointegrado y la transmisión de tensiones del implante al hueso.

masticacion-con-implantes

 

¿Cómo masticaré con los implantes?

No importa el tipo de prótesis o implante que se le hayan realizado. Podrá masticar como si fueran sus propios dientes naturales.

A escala microscópica, la estrecha aproximación del hueso oseointegrado con la superficie de una fijación implantada permite la transmisión de fuerzas con desplazamiento relativamente pequeño del hueso e implante incluso en ausencia de hueso adhesivo.

Este comportamiento a microescala es comparable con la resistencia de un tornillo a las fuerzas laterales o axiales a escala macroscópica. Una tal resistencia no requiere una unión adhesiva. La torsión requerida para desenroscar un tornillo es la excepción.

Si la superficie del tornillo es perfectamente lisa, se requieren unas tensiones friccionales o de conexión para resistir la torsión. Puesto que el titanio es mucho más duro que el hueso, una primera aproximación al movimiento de un cuerpo rígido que debe de ser acomodado mediante la apropiada distribución de la tensión y la presión del hueso.

Esto puede conducir a unas concentraciones de tensión y la presión en el hueso, que puede conducir a unas concentraciones de tensión en la superfície del hueso y en el extremo final del implante, especialmente bajo una carga lateral.

La rigidez de un implante estará en función de la densidad del hueso circundante, pero no se desarrollará un movimiento abrasivo o pérdida progresiva en un implante oseointegrado mientras que dichas tensiones estén por debajo de la tensión de fallo del hueso. En una fijación no integrada, es posible la abrasión ósea debida al movimiento de tejido fibroso.

Las consideraciones sobre la distribución de la tensión y la presión en una restauración protésica sobre implantes osteointegrados incluyen el nivel de seguridad de tensiones y la ejecución funcionalmente satisfactoria de la restauración en sí y su efecto en la distribución de las cargas sobre las diversas fijaciones implantadas de forma más amplia.

Sin embargo, si un único tornillo oseointegrado implantado puede soportar con seguridad las cargas máximas aplicadas directamente, entonces no es estrictamente necesaria una redistribución y es factible una restauración más ligera y flexible.

Si el implante es más rígido que el diente, tenderá a soportar la mayor parte de la carga. Esto puede verse compensado en cierta medida por el diseño de un puente flexible apropiado o por una conexión flexible idónea del puente con fijación implantada para reducir su aparente rigidez.

Cuando se aplica una carga a una prótesis sobre implantes oseointegrados, será muy importante la buena transmisión de carga para conseguir el satisfactorio funcionamiento de todo el diseño.