CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Regeneración de tejidos blandos

Regeneración de tejidos blandos

El parámetro clínico de mayor importancia en la regeneración de tejidos blandos es la ausencia absoluta de inflamación y la cicatrización completa de las eventuales lesiones preexistentes debidas a las extracciones.

regeneración de tejidos blandos

Regeneración de tejidos blandos

Para la técnica quirúrgica de regeneración de tejidos blandos que realizamos en Clínicas Propdental, es muy importante conocer la anatomía de la encía que rodea la zona donde se va a colocar el implante dental, los distintos tipos de diseño de colgajos propuestos y tener información detallada sobre las eventuales intervenciones quirúrgicas realizadas anteriormente en la zona.

La presencia de fibras cicatriciales con abundante tejido fibroso de reacción hará mucho más problemático el manejo de los tejidos.

La profundidad del vestíbulo, el espesor de encía queratinizada, el espacio de trabajo y la colaboración del paciente, representan factores muy importantes que pueden condicionar los objetivos de la técnica de implantología elegida.

Las técnicas de regeneración ósea guiada requieren un diagnóstico correcto del defecto y de un planificación personalizada para obtener los resultados deseados que permiten la colocación del implante dental de una manera predecible.

Entre los factores pronósticos determinantes del éxito esta el comportamiento y el manejo de los tejidos blandos (encía) luego de la pérdida del diente.

La moderna odontología osteointegrada debe estar dividida en dos partes netamente diferentes que tienen realmente poco en común: es decir, debemos distinguir los mecanismos biológicos que influyen en el éxito estético y funcional del implante dental, del edentulismo múltiple, cuyo plan de tratamiento de implantología puede prever la inserción de dos o más implantes dentales contiguos.

El individuo en un estado de salud ideal presenta una arquitectura gingival festoneada, parabólica, fisiológica, en perfecta armonía con la arquitectura ósea subyacente.

La arquitectura ósea parabólica es individual: el pico óseo interdental, de este modo puede presentarse con dimensiones y espesores diversos dando origen a papilas gingivales más o menos pronunciadas.

El estado de salud del pico óseo interdentario, a veces muy delgado, en ausencia de inflamación está garantizado por el soporte vascular que le aportan los ligamentos periodontales contiguos de los dientes adyacentes.

Surge espontáneamente preguntarse cuál es el soporte vascular mínimo en grado de mantener la perfecta integridad del pico óseo.

Obviamente los límites extremos pertenecer a la subjetividad del individuo, basándose en parámetros conocidos (espesor de encía queratinizada, espesor del pico óseo cortical y medular, tabaco, alcohol, enfermedades sistémicas, etc.) y probablemente a una serie de otros parámetros que no conocemos.

Sin embargo sabemos que en todos los individuos, siempre que se pierde un diente y en consecuencia su correspondiente ligamento periodontal, el 50% del soporte vascular restante es suficiente para mantener la encía y el festoneado óseo persistente.

Ésta es la razón fisiológica por la cual, posicionando un implante dental entre dos dientes periodontalmente perfectos, las papilas volverán a formarse espontáneamente.

regeneración tisular guiadaPara ello es importante que haya una distancia entre el implante y el diente de 2mm que permita preservar la papila y lograr una estética natural.

En la ausencia de un diente, sólo un posicionamiento erróneo del implante dental puede dar un resultado estético de los tejidos blandos y de la encía que lo rodea no satisfactorio