PRIMERA VISITA GRATIS 932 656 722 Barcelona - 914 467 354 Madrid
fracaso implante dental

Fracaso implantes dentales

Normalmente no existe un único factor que determine el fracaso de un implante dental, generalmente los fracasos de los implantes dentales suelen ser multifactoriales.

La tasa de éxito de los implantes dentales es de casi el 98%, por lo tanto, no es habitual el fracaso de los implantes.

¿Por qué puede fracasar un implante dental?

Esto no es habitual, pero puede ocurrir que los implantes fracasen. Algunos hábitos o patologías pueden acrecentar el índice de fracaso de los implantes dentales:

  • Fumar: El tabaco supone un gran problema para conseguir la correcta osteointegración del implante. El tabaco ralentiza la cicatrización, pudiendo llegar a hacer que se infecte. El tabaquismo se debería interrumpir dos semanas antes de la cirugía y no volver a tocar el tabaco hasta al menos 8 semanas tras colocarse el implante.
  • Higiene: La mala higiene oral no sólo trae patologías orales e infecciones a la boca, sino que además también puede causar mucositis periimplantaria o incluso periimplantitis. Esta patología puede poner en riesgo el éxito de los implantes.

Para asegurarnos de que todo sigue su curso debemos acudir a las revisiones que el implantólogo nos marque. Será él el indicado para determinar que todo sigue su curso, evitando posibles complicaciones que pudiesen surgir.

Tratamiento del fracaso de los implantes dentales

El fracaso de los implantes de titanio puede ser:

  1. Tipo mecánico (por ejemplo, fractura de tornillo, fractura de la porcelana de la prótesis).
  2. Biológico (por ejemplo, mucositis y periimplantitis con pérdida ósea marginal).
  3. Estético (recesión vestibular de la encía).

Normalmente, la mala higiene oral, antecedentes de periodontitis y el tabaco son factores de riesgo para la periimplantitis.

El principal requisito para el tratamiento de la periimplantitis es el mismo que para el tratamiento de la enfermedad periodontal. Es decir, la eliminación de la placa bacteriana.

Hay que tener en cuenta que el tratamiento de la periimplantitis puede producir recesión de la encía, afectando a la estética. En la mayoría de casos, cuando la periimplantitis es provocada por una posición demasiado vestibular del implante. La mejor opción es la extracción del implante.

¿Puede fracasar un implante?

Esta tasa está íntimamente relacionada con la posición del implante, estado óseo de la zona a rehabilitar, maxilar, hábitos de higiene del paciente, mantenimientos,…

Las principales causas del fracaso de un implante son:

  • Por procesos infecciosos. Debido a una infección bacteriana.
  • La higiene será clave tras el tratamiento de implantes. El cepillado dental correcto y de la zona tratada quirúrgicamente tras cada comida durante tres minutos, el uso del hilo dental y de un enjuague adecuado serán claves para evitar procesos infecciosos.
  • Alteración en el proceso de cicatrización. Aquí entrarían características del paciente, hábitos,…
  • No se deberá fumar.
  • Sobrecargas. Si se sobrecarga un implante dental o una prótesis implanto-soportada, este fracasará.

El fracaso de los implantes asimismo podrá ser:

  • Temprano. Este tipo de fracaso se dará durante las primeras semanas tras la cirugía. La pérdida de un implante durante este periodo puede deberse a una infección post-operatoria, a una cantidad y calidad ósea deficientes o a una técnica quirúrgica inapropiada. Asimismo, hay más prevalencia de este tipo de fracaso en el maxilar superior que en el inferior. Una falta de irrigación durante el fresado de colocación del implante también puede inducir a este tipo de fracaso.
  • Tardío. Este tipo de fracaso normalmente se da cuando ya hay la prótesis implanto-soportada colocada. Causas de este fracaso tardío pueden ser Infecciones bacterianas o por mala higiene
    • Sobrecargas oclusales. Sobre todo en paciente con un bruxismo sin tratamiento.
    • Factores sistémicos.
    • Periimplantitis, mucositis,…

Los fracasos tempranos y tardíos podrán y deberán ser tratados con celeridad. Para evitar el fracaso de un implante dental se deberá realizar un correcto diagnóstico.

Rechazo del implante dental

Las complicaciones postoperatorias tardías y las causas que pueden llevar al fracaso implantes dentales se podrían dividir en tres grandes qrupos: factores asociados a infecciones bacterianas, a factores oclusales (mecánicos), o a factores sistémicos y psicológicos.

fracaso implante dental

El fracaso de un implante suele ocurrir porque éste no se osteointegra correctamente (por ejemplo: defectos al principio del proceso cicatricial) o porque no mantiene una osteointegración favorable (especialmente en etapas más avanzadas de1 proceso de osteointegración).

La pérdida de un implante dental durante la fase de cicatrización inicial a menudo puede ser atribuido a la infección postoperatoria, a una calidad o cantidad ósea deficiente y/o debido a la técnica quirúrgica.

Por el contrario, los fracasos de los impiantes en etapas avanzadas a menudo se atribuyen a una sobrecarga oclusal desfavorable o por periimplantitis.

Las enfermedades que ocurren en los tejidos alrededor del implante de titanio se han definido como la mucositis perimplantaria (presencia de inflamación en la mucosa de un implante sin signos de pérdida de soporte óseo) y la perimplantitis (además de la inflamación en Ia mucosa, se caracteriza por la pérdida de soporte óseo).

El comportamiento de los tejidos blandos alrededor de los implantes son un factor importante para el éxito a largo plazo. Las complicaciones periimplantarias incluyen también las dehiscencias óseas, fístulas, mucositis, inflamación gingival con hiperplasia y periimplantitis.

Factores de riesgo para el fracaso de los implantes dentales

implante rechazado

Estas complicaciones y especialmente alrededor del implante osteointegrado, a menudo se asocian con una mala higiene bucal y/o con la presencia de un en la conexión protésica al implante de titanio. También podrían ser debidas a la falta de ajuste de ios diversos componentes de la prótesis sobre implantes definitiva.

Además de la mala higiene bucal, el tabaco (pacientes fumadores) es considerado como el segundo factor de riesgo más importante en la progresión de la enfermedad periimplantaria.

Existe una limitada evidencia de que la diabetes mellitus y el consumo de alcohol están asociados con un mayor rechazo de los implantes dentales.

Síntomas y signos del fracaso de un implante

Que el tratamiento de rehabilitación oral mediante la colocación de implantes dentales es el mejor hoy en día es algo reconocido.

No solo el tratamiento mediante la colocación de implantes es el más duradero, sino que asimismo, este es el más conservador, cómodo y estético.

No obstante, por diferentes factores que te explicaremos a continuación, los implantes dentales tras la fase protética, pueden en ocasiones fracasar.

Este porcentaje de fracaso es mínimo, pero es una realidad que existe y muchas personas tienen verdadero pavor ante este.

Pero ¿Qué representa el fracaso de un implante dental y que podemos hacer ante este?

¿Qué es el rechazo o Fracaso de un implante dental?

En muchas ocasiones hablamos de rechazo aunque este término  no es completamente correcto pues el implante dental es un producto bio-sanitario 100% bio-compatible, por ello nosotros hablamos de fracaso.

Un implante dental no provoca alergia ni ninguna reacción inmunitaria, por ello hablar de rechazo no es apropiado.

El fracaso de un implante se origina por una deficiente cicatrización en la zona de colocación del mismo implante, la encía.

¿Cómo evitar el fracaso del implante en la clínica dental?

Hay ciertas pautas que en la clínica dental, se deberán tener en cuenta tras la colocación de un implante para evitar su fracaso.

Tras una pérdida dental, generalmente, el hueso deberá cicatrizar correctamente para la posterior colocación del implante dental. 

Este proceso de cicatrización podrá oscilar entre un mes y los cuatro meses, dependiendo de la calidad y anatomía ósea.

En ocasiones y si el hueso lo permite, es decir, no hay presencia de infección e inflamación, el implante se podrá colocar el mismo día de la extracción dental. 

La prótesis implanto-soportada se deberá colocar tras la fase de ósteo-integración, es decir, la fase en la que el implante se une al hueso.

La fase de ósteo-integración oscilará de 4 a 6 meses dependiendo de si el implante es colocado en el maxilar superior o inferior.

Una sobre-carga prematura de este implante puede provocar su fracaso.

En el caso de implantes de carga inmediata o dientes en un día, la prótesis colocada sobre el implante es provisional y de acrílico. Esta no supone un riesgo y tiene una función principalmente estética.

Es muy importante para el éxito del tratamiento de implantes respetar las pautas de tiempo.

Primeros signos del fracaso de un implante

Uno de los primeros signos del fracaso de un implante que puedes observar es la formación de un tejido fibroso blanquecino situado entre el hueso y el implante dental colocado.

Este tejido blanco se interpone entre en esta área impidiendo la carga de la prótesis implanto-soportada y pudiendo provocar que caiga.

En este caso, se deberá retirar el implante y limpiar o legrar la zona para eliminar este tejido fibroso. Posteriormente y tras una correcta cicatrización se podrá colocar de nuevo otro implante.

¿Qué puede provocar el fracaso de un implante?

Como te hemos comentado, el fracaso de un implante es algo que a menudo no sucede, pero sí que hay ciertos factores que pueden propiciarlo.

Estos factores principalmente son:

  • La aparición de una periimplantitis y/o mucositis.
  • Complicaciones durante la fase de ósteo-integración.
  • Una higiene buco-dental deficiente.
  • Una sobre-carga en la zona del implante.
  • El tabaquismo.

Según el factor causante se deberá establecer un plan de tratamiento distinto.

Si se interviene a tiempo en la consulta dental es posible no perder el implante dental, por ello, los cuidados de cada uno y la observación son claves para una correcta cicatrización.

En el caso de que el implante se deba retirar, en la mayoría de los casos, tras la cicatrización ósea, se podrá volver a colocar otro implante con el fin de rehabilitar la zona edéntula.

Características del fracaso de un implante dental

A menudo las causas que pueden provocar el fracaso de un implante pueden confundirse con otras patologías orales y dentales.

Debes saber que:

  • El rechazo de un implante no es un proceso infeccioso en sí y normalmente no es consecuencia de uno.
  • La incorrecta cicatrización que puede comportar el fracaso de un implante no se debe a ninguna reacción alérgica provocada por el implante (titanio).
  • El fracaso implantario supone un 1.5-2 % de todos los implantes colocados en la actualidad, por ello podemos decir que este es un tratamiento con un alto índice de éxito.
  • Las personas fumadoras tienen una probabilidad 10 veces más alta de fracaso ante la colocación de un implante dental.
  • La higiene, es decir, unos correctos hábitos de higiene buco-dental, es un factor determinante ante una correcta cicatrización de la zona tratada y del implante colocado. 
  • En el 90 % de los casos en los que tras la colocación de un implante dental se ha detectado una periimplantitis, no ha sido necesario retirar el implante dental.

¿Qué síntomas ofrece el fracaso de un implante?

Tras la colocación de un implante dental debemos seguir siempre las pautas de nuestro cirujano oral o implantológoc y asimismo, debemos observar la zona tratada.

Hay varios signos que pueden indicarnos que “algo no va bien” y ante ellos debemos acudir a la clínica dental  con celeridad.

Estos signos y síntomas pueden ser:

  • La prótesis implanto-soportada se mueve. 

Da igual si esta prótesis es provisional o definitiva, si esta presenta movimiento puede indicar un problema en la fase de cicatrización o en la unión hueso-implante.

  • Hay presencia de molestia o dolor al presionar o tocar el implante.

Un implante no debe doler a la presión o al tocarlo, si notas molestias al hacerlo o al morder con la prótesis implanto-soportada debes acudir a que lo revisen sin demora.

  • La encía o la zona circundante al implante esta inflamada, rojiza, doliente,…

Este proceso inflamatorio podría indicarnos un problema mayor como una periimplantitis y como en los casos anteriores, deberás acudir a tu cirujano oral.

El tiempo es un factor determinante en estos casos, así que ante estos no se deberá demorar una visita en la consulta dental.

¿Cómo podemos nosotros evitar el fracaso de implantes?

Nosotros podremos minimizar el fracaso de un implante tanto en la fase de ósteo-integración como en la fase en que haya ya la prótesis siguiendo esta serie de consejos:

  • Manteniendo unos buenos hábitos de higiene buco-dental.

La zona del implante y posteriormente de la prótesis sobre-implante se deberán cepillar tras cada comida y asimismo, se deberán utilizar los cepillos interdentales o un irrigador bucal.

Una buena higiene es clave para el éxito del tratamiento.

  • Elimina malos hábitos de tu vida.

El tabaco, el consumo alto de bebidas alcohólicas,… pueden ser muy perjudiciales no solo para tus implantes sino que asimismo, para tu salud general.

  • Realiza revisiones periódicas en tu clínica dental.

Tanto en la fase de ósteo-integración como ya cuando la prótesis implanto-soportada es colocada, se deberá hacer revisiones en la consulta dental.

Lo ideal es realizar una visita cada seis meses en la consulta dental para revisar el implante y la prótesis, ello se llevará a cabo con una exploración oral y una radiografía.

  • Si presentas bruxismo este se deberá tratar.

Una sobre-carga de la prótesis implanto-soportada por bruxismo puede provocar el fracaso del implante, por ello, esta para-función se deberá tratar correctamente y controlar.

Desde Clínicas Propdental Madrid, Barcelona y Badalona quedamos a tu disposición si tienes dudas acerca de este u otros tratamientos dentales o procedimientos.