CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Fracaso prematuro de los implantes dentales

Fracaso prematuro de los implantes dentales

Durante la fase quirúrgica y la fase de cicatrización del implante dental pueden actuar diversos factores que dificulten el desarrollo de la osteointegración y provoquen el fracaso prematuro de los implante dentales. Este proceso presenta una incidencia que oscila entre el 1.5 y el 21% de los casos.

Fracaso prematuro de los implantes

El fracaso prematuro de los implantes presenta varios factores etiológicos.

Durante la fase quirúrgica, la escasa disponibilidad ósea, los procedimientos de regeneración o la preparación de un lecho de mayor diámetro al del implante de titanio pueden comprometer su estabilidad primaria.

Otro factor relacionado con la fase quirúrgica es el sobrecalentamiento del lecho. Se considera que a partir de 47º aumenta el riesgo de necrosis óseas y por lo tanto el fracaso de la osteointegración.

Además, la ruptura espontánea de la sutura, que deja expuesto el implante sumergido, aumenta el riesgo de infección por comunicación directa con la cavidad oral. Esto ocurre hasta en un 13.7% de los casos y es debido a factores como la tensión del colgajo, una posición supracrestal excesiva del implante o la formación de secuestros óseos tras la preparación quirúrgica.

Por otra parte, el uso de prótesis removibles de forma provisional durante el período de osteointegración de los implantes puede crear traumatismos repetidos, sobre todo si los tornillos de cicatrización de los implantes están expuestos. Para evitar esta complicación en clínicas Propdental recomendamos cuando indicado la carga inmediata o el rebase de las prótesis removibles con materiales blandos y ser usadas con la menor frecuencia posible.

Se han realizado algunos estudios que analizaban el efecto de determinados factores de riesgo como el tabaco en el éxito de los implantes, observando que aquellos individuos que fuman más de 8 cigarros al día presentan una incidencia mayor que aquellos que fuman menos de esa cantidad.

La contaminación de la superficie del implante durante la osteointegración es otro de los factores que se ha estudiado como posible agente causal de fracaso prematuro.

La mucosa nasal y respiratoria es el principal reservorio de Staphylococcus aureus, por lo que la invasión del seno maxilar por perforación de la membrana puede incrementar el riesgo de fracaso en pacientes infectados con esta bacteria.

Clínicamente se aprecia inflamación de los tejidos que rodean el implante asociado o no a dolor. La presencia de movimientos en sentido vertical u horizontal son indicativos de una encapsulación fibrosa alrededor de la superficie y por lo tanto de la pérdida de la osteointegración.

En estos casos se aconseja extraer el implante de titanio y legrar el lecho óseo para, posteriormente, colocar otro de mayor diámetro. Sin embargo, si el movimiento es rotacional sobre el propio eje del implante puede producirse la posterior mineralización ósea que se incrementará en el tiempo, por lo que se recomienda esperar ya que no puede considerarse un implante perdido.