CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Espacio biológico

Espacio biológico

La osteointegración, la inserción epitelial y el espacio biológico son requisitos para la estabilidad a largo plazo de un implante dental

El anclaje adecuado de un implante en el hueso (osteointegración) es un requisito previo para la estabilidad del implante, pero la estabilidad a largo plazo de un implante parece depender de la inserción epitelial y del espacio biológico.

Una inserción adecuada del tejido conectivo a la superficie de titanio es necesario para un sellado tisular blando completo que proteja al hueso de la exposición a la cavidad oral.

La inserción entre la mucosa y la superficie del implante de titanio se establece a través de un epitelio de unión de unos 2 mm de altura y una zona de tejido conectivo de 1 mm de altura. Este sellado de tejido blando protege la zona de osteointegración tanto del ambiente de la cavidad oral como de las sustancias perniciosas producidas por la placa bacteriana.

Esta zona alrededor de los implantes dentales guarda grandes similitudes con la zona correspondiente en los dientes, pero se diferencia en la composición del tejido conectivo, el aporte vascular al compartimiento apical del epitelio de unión y la organización de los haces de fibra de colágeno.

Se defiende la postura de la vulnerabilidad del sellado de los tejidos blandos periimplantarios y el papel crítico de una higiene oral estricta para asegurar una supervivencia a largo plazo de los implantes.

Los tejidos blandos periimplantarios adheridos proporcionan al prostodoncista un ambiente “favorable”, que facilita la prótesis y el mantenimiento higiénico de los implantes. La encía adherida es resistente a las recesiones, mantiene los niveles de los tejidos periimplantarios de forma predecible a largo plazo y mejora el resultado estético final del tratamiento implantológico.

¿Qué es el espacio biológico?

El espacio biológico es un concepto obtenido a partir de mediciones histométricas de la unión dentogingival humana obtenidas en diferentes fases de la erupción dental pasiva de los dientes.

Asimismo, el espacio biológico también podría definirse como el tejido conectivo supra-alveolar y el epitelio de unión al diente o implante.

El valor medio del espacio biológico es de 2,04 mm, que se divide en 1,07 mm de tejido conectivo adherido y 0,97 mm de tejido epitelial adherido.

Estos valores son extraordinariamente constantes y el organismo intenta mantenerlos tanto en condiciones fisiológicas patológicas, tanto en los dientes como con implantes y prótesis.