CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Prevención bucodental en los niños

Prevención bucodental en los niños

La prevención bucodental en los niñoses un tema fundamental en odontopediatría y en Salud Pública, ya que desde la infancia debemos promover un buen estado de salud bucal y enseñar a los más pequeños y a sus padres a cuidar de sus dientes y encías para que en el futuro tengan los mínimos problemas posibles.

 La caries dentales es la enfermedad odontológica más prevalente en la actualidad y por este motivo debemos adoptar medidas de prevención desde edades muy tempranas en los pacientes pediátricos para frenar y evitar posibles tratamientos futuros. La caries se inicia en el primer o segundo año de vida y se conoce como “caries por biberón” o “caries rampante”. Normalmente se produce si el niño pequeño duerme con el biberón en la boca con algún líquido azucarado (zumos, manzanillas, etc.).

Es una labor conjunta entre el pediatra y el odontopediatría controlar y ser capaces de detectar patologías bucales que afecten al niño durante su desarrollo. Por este motivo ambos profesionales deben estar muy atentos durante todas las revisiones y controles que realizan estos pacientes.

Lo ideal es que desde que cumplen su primer año de vida, se establezca un contacto directo del niño con el odontopediatra para que el paciente pediátrico se acostumbre al entorno dental y no desarrolle fobias ni miedos por lugares desconocidos en un futuro. Hay un plan de prevención establecido con indicaciones claras dependiendo de la edad del paciente que se detallan a continuación.

En clínicas dentales Propdental recomendamos las siguientes medidas de prevención bucodental en niños y adolescentes en las diferentes etapas de la vida:

De bebés hasta los 3 años:

Es básica la educación a los padres para que puedan aplicar las técnicas de prevención bucodental a sus hijos.

Hay que seguir unas pautas alimentarias:

  1. Dejar de dar el biberón antes de los 12 meses y mientras el niño duerme.
  2. No mojar el chupete en alimentos azucarados (zumos, etc.) que pueden producir caries de biberón difíciles de tratar.
  3. Los padres tendrán que cepillar los dientes del niño/a con el cepillo impregnado en flúor, 2 ó 3 veces al día.

Se deberán realizar revisiones por el odontopediatra desde el primer año de vida y cada 3, 6 o 12 meses según los factores de riesgo.

De los 3 hasta los 6 años:

  1. Educación sanitaria.
  2. Normas alimentarias: no consumir muchos alimentos cariógeno y evitar hidratos de carbono especialmente “adhesivos”.
  3. El niño deberá cepillarse los dientes, si es necesario con la ayuda de los padres, 2 o 3 veces al día.
  4. Comienza el uso de flúor: pasta de dientes con flúor, si se precisan suplementos orales, y colutorios y geles fluorados bajo la supervisión paterna.
  5. El odontopediatra realizará selladores dentales y revisiones cada 6 meses.

En la adolescencia

  1. Exactamente igual que las pautas de 6 a 12 años, exceptuando que la higiene con el cepillado la realizan ellos solos y también revisiones cada 6 meses.