CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Pulpitis

Pulpitis

Gracias a toda la información recalada con la historia dental, el examen clínico y el examen radiológico del paciente, el profesional de Propdental determinará si se trata de una pulpitis reversible o irreversible y escogerá el tratamiento de odontopediatría más indicado según el diagnóstico. Veamos las diferencias según el tipo de pulpitis que presente el joven paciente:

Pulpitis reversible

La pulpitis reversible también se conoce con el nombre de hiperemia.

  1. Cursa con inflamación aguda localizada.
  2. Se caracteriza por la ausencia de formación de abscesos intrapulpares.
  3. Mayor sensibilidad al frío y al azúcar.
  4. Dolor provocado que desaparece con el estímulo (su cesamiento).

Pulpitis irreversible

La pulpitis irreversible se caracteriza por los siguientes signos y síntomas que suele presentar el paciente en clínicas Propdental.

  • Cursa con inflamación aguda o crónica generalizada.
  • Se caracteriza por la formación de abscesos intrapulpares.
  • Mayor sensibilidad al calor (calma con frío).
  • El dolor provocado persiste si está afectado el periápice.

Debido al falso diagnóstico que puede indicar una de las valoraciones por separado, es imprescindible que el profesional las tenga todas en cuenta antes de decidir el diagnóstico del diente y el tratamiento que se le va a aplicar. Como somos conscientes de ello, en Clínicas Propdental utilizamos todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance junto con los mejores profesionales para poder hacer un diagnóstico exhaustivo que evite errores de tratamiento y que nos permita mantener la pieza dental siempre que esté indicado.

De esta forma, tanto los niños como sus padres pueden estar convencidos que el diente va a recibir el mejor tratamiento posible, sea su curación y mantenimiento mediante tratamiento pulpar o sea la exodoncia como último remedio para evitar mayores problemas.

Con tal de optimizar nuestro trabajo y la salud de los más pequeños, recomendamos a sus padres que les lleven a la clínica dental cada 6 meses para realizar un chequeo periódico que nos permita prevenir y actuar cuando sea necesario. De esta forma, será mucho más fácil combatir las infecciones y poder mantener las piezas dentales para no provocar desventajas funcionales, estéticas, si traumas infantiles a los pacientes más pequeños.