CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Sedación en odontopediatría

Sedación en odontopediatría

La sedación en odontopediatría se utiliza en clínicas propdental para beneficiar al paciente infantil, controlar su conducta en el dentista y poder realizar el tratamiento dental necesario.

La sedación en odontopediatría en Propdental

La sedación es un recurso que se utiliza en odontopediatría para beneficiar al paciente infantil, controlar su conducta y poder realizar el tratamiento odontológico indicado.

Los odontopediatras de Propdental siempre tienen en cuenta el aspecto psicológico del niño para saber qué reacciones puede tener ante un tratamiento, ya que dependiendo de su actitud y sus sentimientos la respuesta sensorial que tendrán podrá ser una u otra. Si el clínico ve que fracasan las técnicas de enfoque psicológico antes del tratamiento dental, podrá recurrir a la ayuda farmacológica para la sedación oral en odontopediatría. Pero si con ella no es suficiente en clínicas Propdental consideramos necesario recurrir a la sedación consciente con el objetivo de beneficiar el aspecto psicológico del paciente, controlar sus conductas inadecuadas y realizar el tratamiento necesario.

La premedicación sedatoria es una forma de sedación que tiene como objetivo principal provisionar el tratamiento odontológico de forma efectiva. Gracias a ella se puede alternar el humor del paciente y reducir su miedo y aprensión. También sirve para incrementar el nivel de cooperación de los pacientes ya que puede mantener al niño consciente para que tenga respuesta a estímulos físicos y/o instrucciones verbales.

Esta forma de sedación eleva el umbral del dolor, de manera que no solo sirve para un aspecto psicológico del niño, sino que será más difícil que note las molestias propias del tratamiento de odontopediatría. Por otro lado, la amnesia, aunque no sea un objetivo principal, puede también conseguirse ya que es una propiedad que tienen algunos fármacos, por lo que los niños olvidan ciertas partes del tratamiento.

En cualquier caso, los expertos de Propdental procuraran que el nivel de consciencia al terminar el tratamiento sea lo más parecido posible al existente antes de dar la premedicación y último pero no menos importante, la decisión de sedar al niño siempre se toma en su beneficio.

El odontopediatra seguirá una serie de consideraciones a la hora de decidir si el niño en cuestión es un paciente adecuado para administrarle la sedación. Puede ser que la sedación este indicada porqué el niño es muy pequeño y no puede “ayudar” por motivos de edad. También se utiliza en niños pequeños con necesidad de tratamientos muy extensos o en tratamientos muy complejos.

Un aspecto muy importante de la sedación es conseguir resolver problemas de miedo, emocionales o fobias (niños de cualquier edad con un pánico muy grande que los desborda), también con fobias a las agujas.

Otro caso posible son los niños con problemas físicos o mentales que les incapacitan para ofrecer cooperación voluntaria. Algo parecido sucede con los niños hipertensivos o hiperactivos, que no pueden mantener un mínimo de atención, una situación que también se da en los niños cooperativos que están tensos debido a la situación.

Antes de administrar cualquier tipo de sedación en odontopediatría, el dentista de Propdental obtienen una historia médica detallada en el que se realizan las consultas que son precisas dependiendo del tipo de sedación. Es necesario que el dentista conozca posibles problemas médicos agudos o crónicos, por lo que será necesaria la colaboración de los padres o acompañantes del niño para evitar cualquier tipo de problema.

En algunos casos, el niño debe estar en ayunas de 3-6 horas, en función del tipo de sedación y fármaco a emplear. Una vez finalizado el tratamiento es necesario que el niño esté acompañado por los padres o tutores durante unas horas ya que puede estar más somnoliento y con incoordinación motora. Por eso será necesario vigilarlo en casa sin que participe en actividades deportivas el resto del día.

Tipos de sedación en odontopediatría

La sedación en odontopediatría puede dividirse en sedación mínima o ligera, sedación moderada o sedación profunda. Una de las más utilizadas en niños por sus muchos beneficios es la sedación consciente, que se trata de un estado de depresión mínima del nivel de consciencia en que el paciente es capaz de mantener por su cuenta la vía aérea y de responder apropiadamente a estímulos físicos y/o instrucciones verbales.

Con ella se consigue lidiar todos los problemas psicológicos típicos de la edad infantil al mismo tiempo que el paciente puede responder a los estímulos a los que debe responder para poder aplicar el tratamiento de una forma eficaz.

Todos los dentistas de Propdental cuentan con los conocimientos necesarios para elaborar las sedaciones más recurrentes en odontología. Lo mismo sucede con los odontopediatras, que dominan los tipos de sedación que suelen aplicarse a los niños para los tratamientos odontológicos infantiles.

Hay algunos padres que no aceptan que su hijo sea sedado para que se le aplique el tratamiento por miedo a que la sedación tenga algunos efectos secundarios. La experiencia de nuestros profesionales en la aplicación de este tipo de sedaciones es la mejor garantía para estar tranquilos que los dentistas de nuestras clínicas en Barcelona lo tienen todo bajo control durante estos procesos.

Al fin y al cabo, en Propdental siempre buscamos lo mejor para las personas, con el objetivo de conseguir una boca sana y estética provocando las mínimas molestias posibles a los pacientes.