CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Maloclusiones clase II con ortodoncia lingual

Maloclusiones clase II con ortodoncia lingual

El tratamiento con ortodoncia lingual de una maloclusión clase II en un paciente sin crecimiento activo presenta un verdadero desafío. En general, se trata de compensar dentariamente la discrepancia.

Tratamiento de las maloclusiones clase II con brackets linguales

El tratamiento de las maloclusiones clase II con brackets linguales puede lograrse mediante mecanismos para la normalización de la posición molar. Por ejemplo si el molar esta mesiogresionado, será necesario distalizarlo mediante recursos intrabucales o extrabucales.

Cabe recordar que el control del anclaje desempeña un papel muy importante en caso de que sea necesario realizar extracciones. Se pueden obtener idénticos resultados cuando se emplea una mecánica de deslizamiento o ansas de cierre en caso de extracción de premolares superiores o inferiores. Su elección dependerá del diagnóstico inicial; la necesidad de espacio remanente para cerrar: la necesidad de mantener un anclaje máximo, medio o mínimo, y la habilidad del operador, entre otras.

El uso de elásticos clase II, en conjunto con la corrección de la posición y rotación molar, es otra de las alternativas que requieren técnica lingual, sin mayores cambios de perfil. En los casos en que la clase II es mas severa, la extracción de los premolares es una opción valida.

Después de analizar los casos descritos se deduce que es posible obtener excelentes resultados en el tratamiento de las clase II de ortodoncia con brackets linguales, al igual que con brackets estéticos de ortodoncia convencional.

El lugar donde se ubican los brackets no condiciona la calidad de los resultados de ortodoncia.

Debe tenerse en cuenta que los brackets situados en palatino y lingual la línea de fuerza pasa más cerca del centro de resistencia del diente y, por lo tanto, el momento de la fuerza es distinta magnitud.

En otras circunstancias, casi siempre por motivos económicos, es posible realizar tratamientos con brackets linguales superiores y labiales inferiores.

En todos los casos del tratamiento con ortodoncia lingual de las maloclusiones clase II, es aconsejable la retención a largo plazo.