CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Tratamiento de la sobremordida con ortodoncia lingual

Tratamiento de la sobremordida con ortodoncia lingual

Los pacientes que presentan sobremordida (adolescentes o adultos) suelen acudir a la ortodoncista de clínicas dentales Propdental para solucionar el problema estético.

Tanto el sector anterior como posterior la sobremordida anterior es una maloclusión con una prevalencia de entre el 5% y el 8% en nuestra población.

Tratamiento de la sobremordida con brackets linguales

Dado que es el resultado de varios factores etiopatogénicos, el plan de tratamiento de la sobremordida con brackets linguales varia de acuerdo con las causas que la originan. El protocolo es distinto cuando se trata de una sobremordida de origen puramente dentario, cuando el paciente presenta alteraciones esqueléticas o cuando es una combinación de ambas, como sucede en la mayoría de los casos.

tratamiento de la sobremordida profunda

La presencia o no de crecimiento es otro de los factores para tomar en cuenta en la planificación del esquema terapéutico, pues la cantidad y la dirección del crecimiento residual tienen un papel fundamental en el momento de decidir el plan de tratamiento y el plan de retención.

La sobremordida o mordida cubierta puede presentarse en conjunción con maloclusiones de clase l, ll o lll, aunque se observa con mayor frecuencia en la clase ll división 2.

Entre los rasgos patognomónicos se encuentran la retroinclinación de los incisivos superiores, el aumento del ángulo interincisivo y la extrusión de los incisivos inferiores. Algunos incisivos superiores presentan desgastes incisales en mayor o menor grado, que alteran la relación altura y ancho mesiodistal, lo cual se hace muy evidente en la línea gingival. Es indispensable realizar su reconstrucción (aunque sea en forma provisional) antes del retiro de los aparatos ortodónticos. Desde el punto de vista estético, los pacientes muestran un perfil cóncavo, la disminución del tercio inferior de la cara, el surco labiomentoniano muy marcado y el cierre labial aceptable.

La sobremordida no siempre se correlaciona sólo con la sobreerupción de los incisivos superiores, si no también con el cambio de su dirección axial y puede estar combinada o no con pérdida de altura en el sector posterior.

El tratamiento de ortodoncia lingual difiere si el paciente presenta o no pérdida de dimensión vertical posterior asociada con un remanente o ausencia de crecimiento. Es necesario tener en cuenta, en el momento de la toma de decisión del plan de tratamiento y del plan de retención, Ja fuerte musculatura que acompaña sobremordida, cuyo patrón es de difícil readaptación. Cabe recordar que los pacientes no sólo presentan sobremordida a nivel dentario, sino que la posición verticalizada y extruída de los incisivos superiores e inferiores es uno de los síntomas visibles de este verdadero síndrome, que puede incluir alteraciones musculares, es que estéticas y de las articulaciones temporomandibulares.

El tratamiento de esta maloclusión con brackets linguales brinda grandes ventajas.

El plano de altura que presentan los brackets de séptima generación diseñados por Craven Kurz es de gran ayuda al quedar una leve inoclusión posterior permite una mejor nivelación de las arcadas dentarias.

Las molestias que puede causar esta situación desaparecen al cabo de algunos días y los pacientes que presentan dolor o tensión en las articulaciones temporomandibulares refieren gran alivio ya en la primera semana. Esta inoclusión posterior temporaria permite la erupción pasiva de premolares y molares, la mejora de manera notoria la corrección de la sobremordida y ayuda así a alcanzar el equilibrio neuromuscular, tan necesario para mantener en el tiempo los resultados logrados’

Un plan de retención individualizado es la llave de éxito a largo plazo. Debe considerarse combinarse con el control de la parte muscular para evitar la recidiva de la excesiva fuerza de labios y carrillos.
Las nuevas aleaciones (titanio-molibdeno, níquel-titanio con cobre, etc.) son muy útiles para normalizar el entrecruzamiento y el resalte, a la vez que permiten realizar activaciones en períodos más largos con niveles de fuerzas controlados.

No se debe olvidar a importancia de la exposición incisiva y la relación dentolabial que el paciente muestra al hablar y a sonreír, ya que ellas desempeñan un papel preponderante en el momento de determinar el plan de tratamiento.

Si el paciente muestra sólo un tercio de los incisivos superiores cuando habla es necesario corregir a sobremordida por intrusión de los incisivos inferiores y respetar la posición de los incisivos superiores.

Si, por el contrario al sonreír muestra a totalidad de los incisos inferiores y parte de la zona gingival, será necesaria la intrusión de estas piezas dentarias para la sobremordida anterior.

A pesar de ser una maloclusión de ortodoncia con un alto porcentaje de recidiva, es aconsejable tratarla lo antes posible y con brackets adheridos a las caras palatinas posibilita desde e inicio la normalización de la posición condilar.

El levante de mordida inicia permite la “erupción fisiológica” de los premolares y molares y, mientras no invada tota mente el espacio libre interoclusal necesario complementar con topes oclusales en la zona posterior, que inhibirían la extrusión dentaria esperada en el sector posterior.