CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Canino incluido

Canino incluido

El canino incluido es un problema frecuente que requiere tratamiento de ortodoncia para intentar rehubicarlo correctamente en la arcada dental.

Etiología del canino incluido

Se define como diente incluido, un diente retenido en el maxilar más allá de la fecha de erupción normal, a pesar de tener la raíz completamente formada.

El desarrollo de los caninos superiores e inferiores comienza entre los cuatro y los cinco meses de edad. Como promedio, los caninos superiores erupcionan entre los 11 y 12 años de edad y los inferiores, entre los 10 y 11 años de edad.

La frecuencia de caninos maxilares impactados varía siendo su prevalencia aproximadamente entre un 0,92 y un 2,2% en población general, siendo más frecuente en mujeres (1,17%) que en hombres (0,51%).

Es más frecuentemente que el paciente de clínicas dentales Propdental presente apenas el canino incluido en un lado que los casos de inclusión bilateral.

Mientras que la impactación de caninos maxilares por vestibular parece estar asociada a la falta de espacio en la arcada superior, en el caso de los caninos impactados por palatino no existe una relación clara entre las distintas teorías etiológicas y su presentación.

Algunas hacen relación a su desarrollo dentario. El canino maxilar es el diente con período de formación más largo, en la zona más alejada y profunda del maxilar superior, con una larga vía de erupción, que erupciona cuando los dientes vecinos ya están en la arcada.

Otras causas del canino incluido son la falta de reabsorción de la raíz del canino deciduo (que también podría ser una consecuencia), la presencia de incisivos laterales anómalos o ausentes incapaces de guiar la erupción del canino, alteraciones del folículo dentario (trauma, tamaño, posición, quistes), el cierre radicular prematuro y el apiñamiento dental.

Sin  embargo, en el caso de los caninos palatinos parece que el componente genético juega un papel principal en su etiología, ya que suelen estar asociados a otras anomalías dentarias, ocurren con distinta frecuencia entre sexos y grupos raciales y suelen existir antecedentes familiares.