CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Maloclusión Clase II división 2

Maloclusión Clase II división 2

La maloclusión Clase II división 2 puede observarse también como resultado de la acción labial sobre el segmento incisivo, independientemente del patrón esquelético y/o la relación molar presente en un caso en particular.

Maloclusiones de Clase II división 2

Dentro de las maloclusiones de ortodoncia, en lo que respecta a la Clase II de Angle, hay la división 1 y la división 2, en función de la relación de los incisivos.

En la maloclusión Clase II división 2 la corona de los incisivos superiores inclinada hacia lingual.

Una maloclusión Clase II división 2 está asociada generalmente con un patrón esquelético ligero de Clase II, pero puede aparecer en sujetos con patrón esquelético de Clase I, y también en patrones esqueléticos de Clase III.

En aquellos casos con un patrón esquelético de Clase II más marcado suele suceder que los incisivos superiores quedan fuera del control del labio inferior dando lugar a una relación incisal de Clase II división 1, mientras que si la línea labial se encuentra alta en relación a la corona de los incisivos superiores, se desarrolla una maloclusión Clase II división 2.

En una maloclusión de Clase II división 2, los labios son típicamente competentes y en muchas ocasiones presentan una clara hipertonicidad, sobre todo del labio inferior.

Cuando la ortodoncista realiza el examen de la cara de perfil del paciente de Clínicas Propdental observa la concavidad del tercio facial inferior, con un surco labiomentoniano marcado, un mentón bien pronunciado y labios retruídos.

El examen facial de frente, el paciente de Clínica dental Propdental ofrece un típico aspecto de cara cuadrada, con predominio de la dimensión transversal sobre la vertical. Como la altura facial inferior se encuentra disminuida, la línea labial se encuentra más alta respecto de la corona de los incisivos superiores que en condiciones normales (1/3 incisal).

Una línea labial inferior elevada (habitualmente a nivel del tercio cervical de los incisivos superiores, cuando ambos labios están en reposo) tenderá a inclinar hacia palatino los incisivos superiores.

Los incisivos laterales superiores, que poseen una corona de menor longitud, pueden escapar a la acción de labio inferior y, por lo tanto, aparecer con unas inclinaciones normales o inclinados a vestibular a causa de la falta de espacio en la arcada, mientras que los incisivos centrales aparecen inclinados hacia palatino.