CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Factores ambientales de las maloclusiones transversales

Factores ambientales de las maloclusiones transversales

Los principales factores ambientales de las maloclusiones transversales los constituyen ciertos hábitos orales y algunos traumatismos mandibulares.

Factores ambientales de las maloclusiones transversales: Hábitos orales

Respiración oral. La respiración oral debida a una insuficiencia nasal o mantenida como hábito tiene una serie de repercusiones sobre el desarrollo de los maxilares.

La más comúnmente citada es la compresión del maxilar superior.

Esta hipoplasia maxilar estaría provocada por un desequilibrio entre la presión excéntrica de la lengua, que no se ejerce porque al respirar los labios se separan y la lengua queda baja, y la acción concéntrica dé los músculos de la mejilla (buccinadores), que predominan y comprimen lateralmente el sector premolar.

También se ha descrito una falta de desarrollo de los senos maxilares, que constituyen la base de la arcada dentaria superior, lo que implicaría una hipotrofia de esta arcada.

Deglución atípica. La deglución atípica conlleva una interposición de la lengua entre los dientes para estabilizar la mandíbula y producir el sellado de la cavidad oral.

La falta de presión lingual y la fuerte presión de los buccinadores en este tipo de deglución contribuyen a una falta de desarrollo transversal del maxilar superior.

Todo parece indicar que el papel de la lengua en la etiología de las disgnacias está relacionado con una serie de factores como su posición, presión sobre los dientes, volumen de la lengua y tiempo que se lleva haciendo los malos hábitos.

Hábitos de succión. La función de succión se mantiene hasta la aparición de los dientes, en
que empieza la masticación.

Si a partir de la erupción dentaria temporal completa se continúa succionando como hábito éste puede dar lugar a diferentes maloclusiones que dependerán del objeto, forma de colocarlo tiempo de succión y patrón morfogenético del paciente de clínicas dentales Propdental.

Las repercusiones de los hábitos de succión sobre el desarrollo transversal del maxilar superior tienen similar patogenia que el hábito lingual, ya que derivan de una posición baja de la lengua y una hiperactividad de los músculos buccinadores, asociado a una disminución de la presión intraoral del aire durante el período de succión.

Por otra parte, podemos diferenciar entre alteraciones funcionales (disquinesias) primarias, cuyo origen puede ser hereditario o imitativo y que son capaces de producir anomalías en la dentición, y disquinesias secundarias, que son adaptativas a una anomalía ósea o dentoalveolar previa. En las disquinesias primarias el tratamiento consiste en la eliminación de la disfunción orofacial y como consecuencia de ello las anomalías dentofaciales originadas (mordida cruzada, mordida abierta, resalte aumentado inclinaciones anómalas de los incisivos, etc.) suelen normalizarse de forma espontánea si se corrige precozmente el hábito. Lo contrario sucede en las secundarias, en las que suele desaparecer el hábito al tratar el trastorno morfológico.

Otras de las causas más frecuentes de un crecimiento mandibular asimétrico son las fracturas mandibulares (especialmente las condilares) en individuos en crecimiento. Las deformidades secundarias asociadas a este proceso incluyen: mordida cruzada posterior en el lado del cóndilo fracturado, desplazamiento del mentón hacia el mismo lado, acortamiento de la rama mandibular, inclinación del plano oclusal e, indirectamente, alteración del crecimiento maxilar.