CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Mordida cruzada de un diente posterior

Mordida cruzada de un diente posterior

La mordida cruzada posterior monodentaria se ve con bastante frecuencia en clínica dental Propdental, aunque suele ser un hallazgo de la ortodoncista, ya que pocas veces el paciente o sus padres son conscientes de esta maloclusión de ortodoncia.

Mordida cruzada posterior monodentaria

La presencia de una mordida cruzada de un diente posterior, sin otra anomalía oclusal, a veces no justifica un tratamiento de ortodoncia complejo.

mordida cruzada dientes posteriores

La mordida cruzada posterior monodentaria tiene dos posibles causas:

  1. Falta de espacio: hay una erupción ectópica de un diente maxilar por palatino o un diente mandibular por vestibular. Un ejemplo típico es la erupción de un segundo premolar superior por palatino por pérdida prematura de un segundo molar temporal.
  2. Alteración de las inclinaciones axiales normales: un diente superior con inclinación coronopalatina y el inferior coronovestibular. Según Moyers, en la mayoría de casos la anomalía se produce en los dos dientes antagonistas

El objetivo del tratamiento mordida cruzada posterior monodentaria es alinear correctamente el diente alterado en la arcada dentaria.

La ortodoncista de clínicas dentales Propdental comprueba que existe espacio suficiente y, en caso contrario, abrir un espacio 1 o 2 mm mayor que el diámetro mesiodistal del diente.

Corregir una mordida cruzada de un diente es fácil de realizar con aparatos fijos auxiliares, como la barra palatina o colocando un elástico desde la cara palatina del diente superior hasta la cara vestibular del inferior o, simplemente, haciendo tracción desde el arco si la alteración está en la arcada superior. Posteriormente se ajusta la torsión del diente.

Con aparatos removibles también puede corregirse esta anomalía siempre que se disponga del espacio suficiente para el alineamiento dentario. El diseño de estos aparatos depende del maxilar afecto.

En la arcada superior sería una placa de Hawley con un resorte de protrusión, si se trata de un bicúspide, o un tornillo de expansión monodentario, si se trata de un molar.

Para mover un diente inferior hacia lingual, se diseña una placa de Hawley inferior, con cualquier resorte que ejerza fuerza en sentido vestibulolingual.