CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Xerostomía post radioterapia

Xerostomía post radioterapia

La xerostomía (síndrome de la boca seca) reduce la saliva en boca provocando sequedad bucal, lo que cambia la capacidad de la boca para neutralizar el ácido y hace que las encías y los dientes tengan una mayor predisposición para sufrir infecciones.

Sequedad bucal

La saliva es necesaria para el sentido del gusto, la deglución y el habla. La xerostomía es el engrosamiento de, o reducción en el volumen de saliva.

Los síntomas incluyen sequedad bucal, sensación de dolor o ardor (especialmente en la lengua), labios agrietados, cortes o grietas en las comisuras de la boca, cambios en la superficie de la lengua y dificultad para usar dentaduras postizas.

Una boca muy seca también perjudicará habla adecuada, y la ingestión de alimentos.

La saliva contiene enzimas protectoras importantes que ayudan en la prevención de la caries dental y la enfermedad periodontal.

Para proteger contra la caries dental durante y después de los tratamientos, los pacientes con xerostomia deben aplicar flúor a los dientes diariamente para protegerlos.

Una vez que la saliva se espesa o se reduce en volumen, lo minerales pueden perderse de los dientes (desmineralización), y minerales necesarios (calcio, fósforo) que se depositen sobre los dientes. La placa se vuelve pesada y gruesa, y los ácidos producidos después de comer alimentos azucarados pueden causar una pérdida mineral adicional. Todo esto contribuye a la caries dental.

Es imprescindible que el paciente que padece de xerostomía realice visitas periódicas con su dentista y/o su higienista y también, que adquiera hábitos de higiene buco-dental correctos.

Los nuevos avances en la forma en que la radiación se suministra tales como tratamientos de IMRT, más sobre IMRT y la radio-protección mediante drogas como la amifostina puede reducir los efectos como la xerostomía producida por la  radiación inducida.

Desmineralización

La desmineralización de los dientes y la ruptura de la estructura del diente también pueden ocurrir como resultado de un tratamientooncológico.

La desmineralización también puede resultar cuando las glándulas parótidas y/o submandibulares / sublinguales se incluyen en el campo de la radiación, provocando un daño en ellas.

Una fuente de disminución de saliva, o un cambio en la calidad de la saliva, en particular del flujo de reposo de las glándulas submandibulares / sublinguales, priva a la cavidad oral de los componentes protectores de la saliva, y del calcio y de los iones de fosfato necesarios para mantener el contenido de hidroxiapatita del esmalte dental y de la dentina.

La desmineralización puede contribuir a la caries dental y/o a padecer hipersensibilidad dental.

Es necesaria una escrupulosa higiene que deberá mantenerse indefinidamente;  además, se aconseja realizare aplicaciones diarias tópicas de fluor

Pérdida del gusto

Con la terapia de radiación, puede aparecer una pérdida del gusto (disgeusia) debido a los daños en las células de las papilas gustativas.

Estas células se producen principalmente en la papila lingual y son muy sensibles a la radiación. Estas células generalmente son capaces de repoblarse en un plazo de cuatro meses después del tratamiento, pero su deterioro puede ser irreversible modificando su ciclo vital.

Básicamente, existen cuatro sabores: el dulce, el agrio, el amargo y el salado.

El paciente tras el tratamiento de quimioterapia y/o radioterapia, y tras experimentar una pérdida de los sabores, podrá recuperar estos de un modo gradual en el tiempo; no existen parámetros establecidos para ello ya que todos los pacientes son diferentes.

La xerostomía y mucositis también contribuyen a disgeusia.