CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Diabetes y salud oral

Diabetes y salud oral

La diabetes presenta una conexión evidente con las enfermedades periodontales, que afectan ferozmente a su salud oral. Es una dolencia hormonal que presenta alteraciones en el metabolismo de carbohidratos, proteínas y lípidos.

La característica principal de la diabetes es el incremento del nivel de glucosa en la sangre por falta de secreción de insulina en el páncreas, producida por alteraciones en la acción de ésta o ambas. En Clínicas Propdental recomendamos a nuestros pacientes diabéticos una serie de prácticas que deberán llevar a cabo para mantener su boca sana.

Si es diabético, ¿cómo debe mantener una buena higiene oral?

El paciente diabético acumula el azúcar ingerido en el torrente sanguíneo. Al no haber suficiente insulina o al no actuar de la forma adecuada, la glucosa deja de pasar del torrente sanguíneo a las células, originando una hiperglucemia en sangre. En caso de no padecer la enfermedad, el procedimiento correcto vendría determinado por el paso de la glucosa a las células, que daría lugar a una disminución de ésta en la sangre.

La retinopatía, la nefropatía, la neuropatía, la enfermedad macrovascular y la cicatrización alterada son las cinco preocupaciones clásicas derivadas de la diabetes. La enfermedad periodontal ya es considerada como la sexta complicación. La prevalencia de la diabetes es muy elevada y casi la mitad de los enfermos no son conscientes de padecerla. Para ello, nuestros dentistas en Propdental realizan un control exhaustivo a cada uno de sus pacientes y evalúan la situación de su cavidad bucal.

La diabetes puede exponer diferentes manifestaciones orales. Una cicatrización alterada, el síndrome de la boca ardiente y el aumento de infecciones son un ejemplo de ello. Además, la xerostomía y agrandamiento de las glándulas parótidas y un aumento del riesgo de caries también representan consecuencias orales dañinas derivadas de la enfermedad.

Por otro lado, la diabetes es un alto factor de riesgo para el aumento de prevalencia de la gingivitis.  Signos como encías en mal estado, sensitivas y molestas, que sangran al cepillarse y mal aliento son resultantes de la enfermedad gingival.  Asimismo, ocasionado por un control incorrecto de la enfermedad, la diabetes puede ocasionar mayor prevalencia, extensión o severidad de la periodontitis. Encías rojas, inflamadas y sensitivas, que sangran fácilmente, dientes flojos y problemas al masticar son síntomas derivados de la enfermedad periodontal.

Para mantener una buena higiene oral y evitar cualquiera de los signos anteriores, los profesionales de la odontología en Propdental acercan al paciente diabético una serie de consejos:

  1. Cepillarse los dientes después de cada comida y cambiar el cepillo de dientes cada tres meses.
  2. Usar, al menos una vez al día, hilo dental para evitar la acumulación de placa sobre los dientes.
  3. Usar un cepillo de dientes de cerdas blandas y pasta dental con fluoruro.
  4. Mantener la dentadura postiza limpia (en caso que utilice).
  5. Visitar su dentista en Barcelona con asiduidad para controlar el estado de su cavidad bucal. No debe olvidarse de decirle que tiene diabetes.

El paciente diabético debe recordar que la prevención de enfermedades periodontales depende, en gran medida, del cuidado de la cavidad oral que él mismo haga en su hogar. Así como el control de su nivel de azúcar en la sangre. Sin embargo, el cuidado que el dentista le da a su cavidad oral es de vital importancia. En Clínicas Propdental le aseguramos un tratamiento correcto, seguro y asiduo para prevenirle de cualquier efecto dañino para su salud.

Manifestaciones orales de la diabetes

  1. Xerostomía (relacionado por deshidratación), inflamación parótidas (saliva viscosa), dolor bucal, alteraciones del gusto, sensación de quemazón y neuropatía en casos más avanzados.
  2. Altos índices de  de caries debido a xerostomía y altos niveles de glucosa en saliva (hay controversia en esta ultima)
  3. Enfermedad periodontal por la respuesta exagerada ante presencia de placa bacteriana y cálculo dental.
  4. Retraso en la cicatrización.
  5. Úlceras refractarias a tratamiento.
  6. Alta frecuencia de infecciones micóticas.
  7. Las visitas deberían ser preferiblemente matinales, después del tratamiento: insulina o antidiabético oral (la insulina tarda 2horas en hacer efecto y la actividad máxima es a las 8horas).