PIDE CITA 1ª Visita gratuita
934 914 914 Dentista Barcelona
914 467 354 Dentista Madrid
ES FR EN
Inicio » Tabaco y enfermedad periodontal

Tabaco y enfermedad periodontal

Evidencias científicas han demostrado la asociación entre tabaco y enfermedad periodontal. Fumar es un factor de riesgo de la periodontitis. Hay un efecto directo entre la cantidad consumida por los pacientes fumadores y la severidad de la periodontitis.

tabaco y periodontitis

Tabaco y enfermedad periodontal

Existe una fuerte asociación con la enfermedad periodontal. También se esta directamente relacionado la cantidad que se fuma con y la severidad de la periodontitis.

  1. El consumo de tabaco presenta profundos efectos negativos sobre la severidad de la enfermedad periodontal, prevalencia, incidencia y progresión.
  2. Fumar tiene efectos negativos en todas las formas de tratamiento periodontal con peor pronóstico a corto y largo plazo.
  3. El fumar y el alcohol supone efectos negativos en la salud y bien estar de los usuarios, sociedad y práctica clínica confiriendo un estilo de vida negativo.
  4. Los programas para deshabituación del tabaco son una obligación profesional, moral y de importancia clínica. Dedicar de 3-5 minutos a integrar este servicio en nuestra clínica dental puede ser un método de salvar vidas así como de promover salud periodontal y mejor pronóstico para nuestros tratamientos.

Existen datos que sugieren que causa defectos en la función de los neutrófilos, empeo­ra las respuestas de los anticuerpos del suero a los patógenos periodontales y tiene la posibilidad de disminuir la función de los fibroblastos gingivales.

El dejar de fumar es necesario para mantener la salud de las encías y evitar la progresión de la periodontitis que puede llevar a la pérdida de todos los dientes de la boca.

tabaco provoca enfermedad periodontalLa periodontitis es menos prevalente y menos severa en ex fumadores que en fumadores actuales, lo cual indica que el dejar de fumar es beneficioso.

Fumar ejerce tanto efectos sisté­micos como locales en periodontitis y tiene una influencia directa en la respuesta al tratamiento de la enfermedad periodontal.

Hay importantes relaciones entre el tabaco y periodontitis, la pérdida de hueso alveolar, la pérdida dentaria y la prevalencia y severidad de la enfermedad periodontal.

Los fumadores con periodontitis tienen menos sangrado gingival y menos inflamación que los no fumadores.

Su humo contiene sustancias citotóxicas y vasoactivas incluyendo la nicotina que pueden mediar en los efectos locales.

Los efectos sistémicos incluyen la inhibición de la función de los neutrófilos orales y de la circu­lación periférica, una producción reducida de anticuerpos, y una alteración de los ratios de las subpoblaciones de células T inmunoreguladoras de la circulación periférica.

Además, se sabe que el fumar está asociado con una reducción en el contenido mineral óseo esquelético.

Periodontitis en fumadores

En la clínica dental es frecuente observar características clínicas típicas de la periodontitis en fumadores.

En fumadores se observa frecuentemente recesión gingival en especial alrede­dor de los dientes anteriores superiores e inferiores.

Cuando la recesión aparece en espacios interproximales ello ocurre en donde existen troneras gingivales estrechas o comprimidas.

La periodonti­tis asociada al tabaco debe considerarse como una categoría de enfermedad independiente dada la apariencia clínica específica y el comportamiento de los tejidos de estos pacientes.

Soy fumador. ¿Puedo llevar implantes dentales?

El hábito tabáquico compromete el éxito del tratamiento de implantes dentales. La vascularidad en pacientes fumadores esta disminuida. Para la correcta integración ósea se necesita sangre que es la que transporta las células necesarias para que se produzca este proceso de forma favorable. A mayor consumo mayor riesgo de fracaso.

Fumar provoca un mayor riesgo de cancer oral, enfermedad periodontal y otras lesiones orales, según el Consejo General de Colegios de Dentistas, las Faculdades de odontologia y organismos educativos deberían incluir asignaturas relacionadas con el tabaco como parte natural de los estudios odontológicos.