CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Fotografías dentales

Fotografías dentales

Las fotografías dentales son una parte integral y fundamental para el tratamiento de estética dental en Clínicas Propdental.

Ventajas de las fotografías dentales

La silueta de los dientes resulta mucho más fácil de observar en una fotografía. Para conseguir la perfección estética es necesario realizar un análisis detallado y perfecto de la forma de los dientes, así como de la forma y del color de la arcada. Por lo tanto, resulta mucho más fácil mejorar el resultado final con fotografías bidimensionales del paciente.

Antes de empezar a corregir cualquier problema estético, el dentista toma fotografías desde todos los ángulos posibles para dejar constancia del estado inicial de la sonrisa del paciente. Esto se realiza porque normalmente pocos pacientes, si es que hay alguno, pueden recordar su aspecto exacto antes del tratamiento.

La importancia de realizar una serie de fotografías preoperatorias del paciente tiene las siguientes ventajas, además de permitirle confeccionar un plan de tratamiento de odontología amplio y excelente:

  1. Una imagen vale más que mil palabras.
  2. Es imposible describir con palabras todo lo que se ve.
  3. Si existe un problema posterior al tratamiento, puede recrear la forma exacta en que se hizo la restauración a través de diapositivas o fotografías.

El especialista en estética dental de clínicas dentales Propdental realizará fotografías para registrar no sólo la cara completa de lado y de frente, sino también la línea de la sonrisa y la boca con los labios separados.

El objetivo es lograr centrar la atención del observador en las diferencias entre el “antes” y el “después” debidas al tratamiento de odontología realizado en clínicas Propdental.

La siguiente serie de fotografías del paciente proporciona un registro completo del paciente:

  1. Cara completa, frente y perfil. El objetivo es registrar los efectos del tratamiento respecto a toda la cara. También se toma un registro del paciente sin sonreír, con la cara relajada y los labios cerrados, y otro cuando el paciente cierra la boca. Asimismo resulta útil registrar con las fotografías cualquier alteración cutánea o arrugas faciales; en ocasiones es necesario pedir al paciente que se desmaquille.
  2. Sonrisa. Registro de sonrisas naturales, pero asegurándonos de que se ven los bordes incisales al menos en una foto.
  3. Labios separados/dientes en oclusión céntrica. Derecha, centro e izquierda. Fotografía alternativa con un espejo que muestra una superficie vestibular especial.
  4. Labios separados/dientes ligeramente entreabiertos. Aproximadamente con una distancia igual al grosor de un dedo entre los dientes posteriores. Estas fotos también se pueden tomar con un espejo.
  5. Primer plano con los labios separados. Derecha, centro e izquierda. Posición del doctor y del personal auxiliar.
  6. Oclusal. Tomadas con espejos – maxilar. Con el dentista delante del paciente o detrás del paciente. Mandibular.
  7. Hábitos parafuncionales. Algunos hábitos, como por ejemplo el bruxismo, pueden haber provocado un problema que influirán en el plan de tratamiento.

Las fotografías postoperatorias las toma el dentista especialista para registrar los tejidos del paciente después de que hayan vuelto a la normalidad. Esto mostrará cómo ajusta el tratamiento estético y que quizás no sea la causa de una inflamación posterior.