CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Trauma oclusal y la periodontitis

Trauma oclusal y la periodontitis

El trauma oclusal es un agente de riesgo para la periodontitis, ya que provoca la formación de bolsas infraóseas y la pérdida de tejido conectivo y hueso.

Como afecta el trauma oclusal en la periodontitis?

La boca es un espacio formado por muchos sistemas diferentes que realizan un trabajo específico en todas las funciones de la cavidad bucodental. Para masticar, deglutir o hablar necesitamos que los componentes de la boca estén sanos y cumplan su función, porqué de no ser así se pueden acabar perjudicando los unos con los otros y comprometer algunas de las funciones orales básicas. Este es el caso del trauma oclusal y la periodontitis, dos patologías en principio independientes que se dañan por una relación causa-efecto.

El trauma oclusal provoca la formación de bolsas infraóseas al cambiar el camino de diseminación de la inflamación, convirtiéndose en un agravante de la enfermedad periodontal. De este modo, la inflamación en un diente sin trauma oclusal puede avanzar hacia el hueso alveolar. Sin embargo, en el caso de trauma oclusal el infiltrado inflamatorio se extiende directamente hacia el ligamento periodontal.

Los defectos óseos angulares y las bolsas infraóseas se producen cuando la placa subgingival de un diente alcanza un nivel más apical que la microflora del diente contiguo y cuando el volumen de hueso que rodea la raíz es grande.

Terapia oclusal y periodontitis

En algunos casos esta situación puede indicar la necesidad de aplicar una terapia oclusal para revertir el problema que, más allá de ser un inconveniente en sí, está afectando negativamente los tejidos de los dientes. Antes de someter al paciente a tratamiento, los dentistas de Propdental deberán tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  • La inflamación supracrestal por placa puede inhibir la restauración del volumen óseo tras la eliminación de las fuerzas oclusales anómalas.
  • La inflamación supracrestal por placa puede impedir la adaptación a las fuerzas anómalas.
  • La existencia de una bolsa infraósea no implica trauma oclusal.
  • Puede haber curación de tejidos periodontales incluso en presencia de hipermovilidad.
  • El papel etiológico del trauma oclusal no se puede establecer hasta que no se haya eliminado la inflamación por placa.
  • En los casos en que la periodontitis y el trauma oclusal estén presentes en un mismo paciente, la capacidad destructiva del periodonto puede ser muy grande.

Asú pues, La corrección de la oclusión solo debería hacerse si hay una clara evidencia de que dicha anomalía oclusal tiene un papel etiológico en el proceso. Para saberlo, el profesional de tu clínica dental en Barcelona contestará las siguientes preguntas:

“¿La movilidad está aumentada o aumentando? ¿Existe frémitus? ¿Hay alguna forma de corregir la situación con un coste-beneficio razonable? ¿La movilidad interfiere en la comodidad, función, nivel de satisfacción estética o estabilidad en la arcada?”

El tiempo ha demostrado que el ajuste oclusal profiláctico tenía poco beneficio en el tratamiento periodontal en la mayoría de los pacientes. En cualquier caso, puede estar indicado en los siguientes pacientes:

  • Bocas con lesiones traumáticas, asociadas con periodontitis marginal crónica.
  • Cuando hay bruxismo de causa oclusal, que puede provocar lesiones traumáticas o trastornos temporomandíbulares o musculares (antes de la prostotdoncia y después de la ortodoncia).
  • Cuando necesitamos ajustar la oclusión, dentro de la secuencia general del tratamiento, para eliminar la inflamación gingival.

La experiencia de los profesionales de Propdental ha determinado que se debe individualizar la necesidad del tratamiento oclusal, teniendo en cuenta las características personales de cada paciente antes de actuar.

Movilidad dental y periodontitis

La movilidad dental puede aumentar con la erupción o embarazo (factores fisiológicos) o bien por los factores que nos concierten en este artículo: el trauma oclusal o periodontitis (factores patológicos).

De esta forma, la movilidad dental disminuye tras hacer un ajuste oclusal o tras la aplicación del tratamiento periodontal, siempre y cuando la enfermedad no esté demasiado avanzada como para solucionar dicho problema. Nuestros especialistas han observado que no siempre hay movilidad en enfermedad periodontal avanzada. El aumento de movilidad dental está asociado a aumento de pérdida de inserción, por lo que dependiendo de los tejidos afectados y del tipo de avance de la enfermedad, puede tardar más o menos en darse.

Una cosa que sí está muy clara es que un diente con mayor movilidad presenta mayor profundidad de sondaje, mayor pérdida de inserción y menor soporte óseo. Unas características que son el preludio de lo que podría ser el desenlace fatal: la pérdida de la pieza dental.

Esta relación directa entre el trauma oclusal y la enfermedad periodontal no hace más que demostrar la necesidad de acudir al dentista de forma periódica para controlar el avance de cualquier tipo de patologías. Como hemos comprobado, el mal funcionamiento de uno de los sistemas de nuestra boca puede provocar empeorar la situación de otro sistema debido a la interrelación que hay entre ellos.

La mejor manera de evitar que un problema bucodental acabe provocando otro tipo de dolencias en la cavidad oral será acudir al dentista de manera periódica con el objetivo de controlar cualquier patología antes que provoque otros problemas y, por lo tanto, disminuya algunas de las funciones básicas de la cavidad oral.

Y es que, al fin y al cabo, nuestra boca se encarga de algunos procesos que son primordiales para nuestra salud y nuestra actividad bucal. Tener problemas a la hora de masticar, hablar o deglutir tiene una afectación enorme en nuestro día a día, pudiendo afectar nuestra salud general y también nuestra autoestima.