Injerto gingival libre

Injerto gingival libre, 4.9 out of 5 based on 10 ratings
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.9/5 (10 votes cast)

El término injerto gingival hace referencia a un tejido queratinizado epitelio-conectivo que se despega de su sitio originario para ser injertado en una zona diferente a la zona donante. Este injerto consiste en un fragmento de epitelio-conectivo obtenido del paladar.

No es una técnica de recubrimiento predecible en términos de recubrimiento radicular completo porque la supervivencia del injerto sobre la superficie avascular radicular depende exclusivamente de los puentes vasculares que se formen entre el tejido injertado y el lecho perióstico remanente alrededor de la exposición radicular. Por lo tanto, para aumentar el éxito en la supervivencia del injerto sobre la raíz, el necesario que al menos cubra 3 mm del lecho perióstico mesial, distal y apical de la dehiscencia ósea. Como resultado, el injerto gingival solamente puede emplearse para dar recubrimiento a recesiones poco amplias y poco profundas.

El injerto gingival representa la última elección entre las técnicas de recubrimiento radicular. Esta especialmente indicado en el tratamiento de pequeñas dimensiones en la arcada inferior (sobre todo incisivos) y cuando la encia de los dientes adyacentes es rosa claro.

El injerto gingival es una técnica eficaz cuando los frenillos que se insertan sobre el margen gingival determinan la movilización del tejido marginal. El objetivo es aumentar la altura y el espesor del tejido queratinizado marginal. De este modo facilita el control de la higiene oral por parte del paciente reduciendo así el acúmulo de placa bacteriana subgingival.

Indicaciones del injerto gingival libre

El injerto gingival está indicado cuando se desea obtener un aumento de tejido queratinizado en altura y sobre todo en espesor, en presencia de exposiciones radiculares pequeñas. Esta última exigencia se verifica, por ejemplo, en pacientes que deben ser sometidos a tratamientos ortodónticos donde se van a realizar vestibularizaciones dentarias.

El objetivo principal es proporcionar un margen gingival denso, constituido por tejido queratinizado, al diente con recesión y privado de este tejido.

Por su versatilidad se recomienda para ampliar la encía queratinizada alrededor de dientes e implantes. En 1963 se describió este objeto con el hecho que un incremento en la extensión apico-coronal de la encía asociado al restablecimiento de la salud periodontal.

injerto de encía

Los objetivos principales del del injerto gingival libre serán aumentar la amplitud de encía adherida alrededor de los dientes e implantes dentales, recubrir las raíces expuestas por la recesión gingival, eliminación de la inserción de frenillos potencialmente prejudiciales.

Técnica quirúrgica

La técnica quirúrgica consiste en dos incisiones horizontales, que se extienden 3 mm en sentido mesio-distal, realizadas 1 mm coronal a la unión amelo-cementaria y dos incisiones verticales ligeramente divergentes en sentido corono-apical que se extienden 4-5 mm en la mucosa alveolar.

El injerto gingival se suele obtener del paladar y su espesor normalmente no es mayor a 1 mm. Sus dimensiones deben sobrepasar las de la dehiscencia ósea.

Antes de realizar la incisión del injerto, el periodoncista de Propdental decide el área donadora y  prepara el molde del lecho receptor, que se hizo con papel laminado estéril.

caso clínico injerto de tejido conectivo

Este colgajo de espesor parcial en el área receptora de 1.5 a 2mm facilitará el rápido restablecimiento de la vascularización sanguínea por la anastomosis con vasos del lecho receptor, reduciendo el área de necrosis. El área donadora entre paladar duro posterior a las rugosidades y distal del primer molar. El éxito dependerá de la vascularización procedente del área receptora.

Precio del injerto gingival libre Barcelona

El precio del injerto gingival libre en clínicas dentales Propdental por el periodoncista en Barcelona es 250 euros.

Para realizar el colgajo para el del injerto gingival libre se realizará una técnica quirúrgica muy sencilla en la cual prepararemos el lecho y remocionaremos todo el tejido del epitelio queratinizado.

injerto periodontal

Una vez seleccionada su área de remoción hidrataremos el del injerto gingival libre y lo taponaremos y protegeremos la herida quirúrgica.

Haremos de 2 a 3 minutos de presión sobre el injerto en el lecho y lo inmovilizaremos con suturas unidas al periostio (evitaremos suturar el injerto en el borde de la mucosa) y colocamos cemento quirúrgico (para prevenir traumatismos por alimentación y taponarla mejor).

caso clínico de injerto periodontal

De 0 a 3 días observaremos un color blanquecino. A los 4-11 días ya observaremos la fase de revascularización, en el cuál se restablecerá la anastomosis entre los vasos sanguíneos  del lecho y del tejido injertado.

Finalmente a los 11-42 días se restablecerla red vascular y se forma la capa de queratina.

Curación del injerto de encía

La curación del injerto gingival se caracteriza por una fase inicial de despitelización que clínicamente se manifiesta por la aparición de una capa blanca sobre la superficie externa del injerto.

Pasados algunos días, aproximadamente cinco o siete, el estrato blanquecino empieza a desaparecer, mostrándose un tejido rojizo con escasa consistencia. En esta fase es muy importante no traumatizar el tejido, por lo que se aconseja no utilizar un cepillo de dientes en la higiene, continuando con el control químico de la placa bacteriana mediante enjuagues de clorhexidina.

Terminada la fase de despitelización (tras 14 días), la reepitelización del tejido conectivo comienza a partir del tejido epitelial circundante.

La reepitelización se manifiesta clínicamente con la aparición de un tejido consistente, caracterizado por una superficie rosa que con el tiempo se aclarará de color. Cabe recordar que las características de la queratinización de un tejido dependen de las propiedades del tejido conectivo subepitelial. Por lo tanto el injerto gingival adquirirá características cromáticas y superficiales iguales a las de la zona de la fibromucosa palatina donde se obtuvo.

Consideraciones relativas al injerto gingival

El injerto gingival representa la última elección entre las técnicas de recubrimiento radicular.

La predictibilidad de recubrimiento radicular completo es escaso sobre todo en recesiones amplias y profundas y el resultado estético es insatisfactorio debido a la diferencia de color del tejido injertado respecto a los tejidos blandos adyacentes y al desnivel de la unión mucogingival. Puede estar indicado en el tratamiento de recesiones de pequeñas dimensiones en la arcada dentaria inferior (sobre todo en incisivos) y cuando la encía de los dientes adyacentes tiene una coloración rosa claro.

El injerto gingival es una técnica eficaz cuando los frenillos que se insertan sobre el margen gingival determinan la movilización del tejido marginal. El objetivo es aumentar la altura y el espesor del tejido queratinizado marginal. De este modo se facilita el control higiénico al paciente reduciéndose el acumulo de placa bacteriana subgingival.

El injerto gingival es la técnica de primera elección en el tratamiento de las recesiones gingivales de las Clases III y IV de Miller en la arcada inferior, cuando el objetivo del tratamiento es aumentar el tejido queratinizado así como la profundidad del vestíbulo para facilitar la higiene.
Este tipo de injerto está contraindicado en los casos siguientes:
– Pacientes con elevada demanda estética
– Cuando la/las recesiones son amplias y profundas
– Cuando existen sondajes vestibulares profundos asociados a las recesioens gingivales