CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » El raspado y alisado radicular

El raspado y alisado radicular

Publicado por Dr. Dario Vieira el 13 febrero 2015 en Odontologia

Nadie quiere sufrir enfermedad periodontal, pero por desgracia aparece más a menudo de lo que pensamos. Como sucede con las caries, se trata de una infección causada por la placa bacteriana que se convierte en sarro. Con el tiempo, esta sustancia se adentra en la línea de la encía y forma bolsas periodontales entre los dientes y las encías. Como más grandes sean estas bolsas, peor se vuelve la infección.

La formación de sarro por debajo de la línea de la encía es una preocupación importante. A medida que el sarro se adentra en las encías, empieza a destruir el hueso, perjudicando también al diente.

Vaciar las bolsas periodontales

Para poder eliminar la acumulación de sarro de los dientes es necesario realizar un raspado radicular. Se trata de un tratamiento no quirúrgico que consiste en la remoción del sarro que hay por debajo de la línea de la encía mediante instrumentos manuales o herramientas ultrasónicas.

Una vez se ha eliminado el sarro, la superficie dental se queda con un aspecto rugoso. El alisado radicular consigue alisar dicha superficie. ¿Por qué es necesario? El alisado ayuda a la curación de las encías ya que les facilita el reenganche con los dientes. Además, al ser más lisa, esta superficie dificulta una posible nueva acumulación de placa en la zona, facilitando el mantenimiento de las encías sanas.

Un tratamiento indoloro
El raspado y alisado radicular es un tratamiento que se realiza en la misma clínica dental y que no suele comportar dolor. Dependiendo de la profundidad con la que se trata cada caso, puede ser necesario utilizar anestesia local para asegurarse que el tratamiento se llevará a cabo de manera cómoda e indolora.

Normalmente, el raspado y alisado radicular es el primer tratamiento de la enfermedad periodontal que se realiza y solo se requieren procedimientos más invasivos si el paciente no responde bien a este.
El post-tratamiento

Una vez se ha realizado el raspado y alisado radicular, es importante seguir con los cuidados higiénicos para mantener las encías sanas. El cepillado y el uso del hilo dental diario ayudarán a evitar la acumulación de placa que constantemente se forma alrededor de los dientes. Las visitas regulares con el dentista también son vitales para poder eliminar la placa y el sarro que no has podido alcanzar en tus limpiezas diarias.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "El raspado y alisado radicular"

    Deja tu comentario