CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » La infección por hongo Cándida

La infección por hongo Cándida

Publicado por Dr. Dario Vieira el 23 marzo 2016 en Odontologia

La infección por hongo Cándida es un ejemplo de cómo un hongo oportunista es capaz de hacerse fuerte en un momento de debilidad del huésped. Hoy hablaremos de la Cändida Albicans, que normalmente habita como comensal en la cavidad oral. Esta se presenta en forma de manchas blancas, que se desprenden al raspar.

Si tenemos que escoger entre los hongos de gérmenes el que aparece con mayor frecuencias y bajo el que determinadas circunstancias se vuelve patógeno para el hombre con comportamiento aerobio, sin duda escogeríamos a la Cándida Albicans, el responsable de la candidiasis.

La candidiasis puede que no produzca molestias; su clínica es descrita como la aparición de manchas blancas que se pueden desprender, quedando una superficie más o menos rojiza e incluso sangrante. Puede aparecer por varios motivos, entre los que encontramos el uso frecuente de inhaladores orales.

En la clínica dental, se pueden observar las lesiones de candidiasis oral en aquellos pacientes en los que exista una bajada en las defensas del organismo, como en los casos donde se está tratando a alguien con antibióticos o que porta prótesis removibles, por poner dos ejemplos.

Las causas de la infección del hongo Cándida Albicans

La candidiasis es una infección que se produce por especie de Cándida. Normalmente solemos encontrarnos con la Cándida Albicans, que por norma general habita como comensal en nuestra cavidad oral,en la vagina y en el tubo intestinal de los seres humanos. Para que se de el salto de estado de comensal a patógeno de este hongo deberán darse un seguido de condiciones y factores predisponientes.

Por norma general, entre la población la encontramos entre un 40 y un 60% en la flora saprófita bucal. Debido a algunos factores generales y locales, es muy frecuente que lo encontremos en el paciente geriátrico.

Factores generales

  • Endocrinos.
  • Patologías malignas.
  • Factores alimentarios.
  • Toxicomanías.
  • Factores iatrogénicos.

Factores locales

  • Xerostomía
  • Higiene deficiente
  • Mal estado oral
  • Mal estado de la prótesis dental
  • Traumatismos químicos o físicos

Clínica

  • Es posible que curse de forma silenciosa.
  • El empleo de antibióticos hace que cambie la mucosa oral, lo que termina por sensibilizar al paciente frente a la aparición de Cándida.
  • La amoxicilina de más de 550mg aumenta la susceptibilidad a la aparición de Cándida.
  • Entre las cepas de Cándida, encontramos diferentes virulencias.
  • Encontramos de forma muy frecuente correlaciones entre la boca seca, la xerostomía y la candidiasis.

El tratamiento que usamos en las Clínicas Propdental comienza cuando detectamos manchas blancas en la cavidad oral que se desprenden al raspado, lo que es un signo inequívoco de lesión por Cándida Albicans. El tratamiento deberá ser realizado con antimicóticos tópicos o sistémicos.

Tópicos

  • Clortrimazol: Se usa más en ginecología que en medicina oral.
  • Nistatina: No es absorbible, tiene mucha sucrosa, por lo que los diabéticos deberán tener mucho cuidado con él. Su sabor complica el seguimiento del tratamiento.

Sistémicos:

  • Ketoconazol: Muy Muy hepatotóxico.
  • Anfotericina B: Se usa mucho por vía endovenosa.

En los pacientes inmunodeprimidos, siempre se da tratamiento sistémico de entrada.

Clasificación de la candidasis oral

La candidiasis oral representa un claro ejemplo de infección oportunista; esta se encuentra asociada con la alteración de los mecanismos de defensa locales y sistémicos del huésped.

La candidiasis seudomembranosa aguda o “muget” presenta un aspecto clínico parecido a las gotas o acumulaciones blanquecinas pequeñas, que son desprendidas mediante el raspado, lo que deja una superficie enrojecida sobre la mucosa. Esta forma de candidiasis oral hace acto de presencia con una mayor incidencia en adultos inmunodeprimidos, recién nacidos y en niños.

La forma infantil está caracterizada por la presencia de manchas blancas en la mucosa oral, sobre todo en surcos, lengua, paladar, amígdalas y la mucosa yugal.

En la forma de adulto presenta un comportamiento parecido al infantil, y suele visibilizarse después de un tratamiento con antibióticos de amplio espectro, corticoides o inmunodepresores.

La candidiasis seudomembranosa crónica cuenta con el mismo curso clínico que en su forma aguda, pese a que es un cuadro con una curva de evolución más prolongada.

La candidiasis eritematosa aguda (también conocida como lengua dolorosa antibiótica) se da con poca frecuencia.

No encontramos antecedentes de acumulaciones o gotas blanquecinas, y suele hacer acto de presencia después de un tratamiento farmacológico prolongado que favorece la destrucción de la flora normal y la instauración de las condiciones ideales para la colonización por Cándida.

El cuadro se inicia con una depapilación de la mucosa oral, acompañada por una disfagia al existir una susceptibilidad al tragar alimentos picantes, ácidos o calientes.

En caso de sufrir de candidiasis oral deberemos comunicárselo rápidamente a nuestro dentista de confianza de Propdental. Él evaluará nuestro caso y nos facilitará el tratamiento más adecuado según nuestra sintomatología, para que así, podamos olvidar cuanto antes esta pesada infección.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "La infección por hongo Cándida"

    Deja tu comentario