Inicio > Blog > Las claves sobre la endodoncia

Las claves sobre la endodoncia

Publicado por Dra Clara Duarte Fernández Cueto el 21 marzo 2017 en Artículos sobre Odontologia general

La endodoncia es un tratamiento que consiste en eliminar la pulpa, parte más interna del diente.

También se conoce como tratamiento de conductos y en general se debe a la infección de la pulpa.

Eliminar esta parte infectada es muy importante para restaurar la estética y la funcionalidad de la pieza dental.

Mediante la endodoncia se elimina la pulpa, ya sea de forma completa o parcial.

La pulpa está compuesta por los tejidos blandos, que contienen los nervios y los vasos sanguíneos de la pieza dental.

Una de las causas principales de la infección por caries profunda, aunque hay otros factores como los traumatismos o la erosión dental.

¿Cuales son las claves de la endodoncia?

La endodoncia dental es un tratamiento para restaurar un diente muy dañado que, de otra forma, debería ser extraído.

Traumatismos, enfermedad periodontal o caries muy avanzada.

Son varios los factores que pueden llevarnos a una endodoncia.

También conocida como tratamiento de conductos, esta técnica se aplica en dientes con una infección muy avanzada, que ha llegado hasta su parte más interna.

La endodoncia permite eliminar esta infección y restaurar el diente.

¿Cómo sé si necesito una endodoncia dental?

Algunas enfermedades bucodentales como la caries y la periodontitis muestran varias señales en sus fases más avanzadas, como sangrado, inflamación, dolor agudo e intenso en la zona afectada.

Lo más recomendable es acudir al dentista de confianza cuanto antes para salir de dudas y salvar el diente.

El odontólogo recomendará la solución más conservadora, ya que la prioridad siempre es mantener el diente natural y evitar la extracción.

¿En qué consiste exactamente la endodoncia?

Se trata de limpiar el nervio o pulpa dental (la parte más interna del diente) afectado por una caries, una periodontitis avanzada o bien un traumatismo, para devolverle su estética y funcionalidad.

La endodoncia suele ser la última opción antes de la exodoncia, que consiste en extraer el diente afectado porque ya no se puede regenerar por sí mismo.

En estos casos la infección es irreversible y ha dañado las partes más internas del diente.

¿Cómo es el proceso de la endodoncia?

El proceso se centra en la eliminación del tejido pulpar dañado (el nervio dental) hasta la limpieza completa del diente en su interior, para posteriormente rellenarlo con un material biocompatible.

De este modo recuperamos un diente sano, estético y funcional. La endodoncia sigue varios pasos:

  • Anestesiar el diente.
  • Limpiar los conductos radiculares enfermos. De este modo eliminamos la infección de raíz, ya que extraemos todo el tejido dañado.
  • Obturación de los conductos. Una vez limpios los conductos, se procede a la obturación de los conductos con material biocompatible.
  • Sellado de los conductos. El sellado es muy resistente y duradero.

¿Es dolorosa?

El proceso de la endodoncia no es doloroso ya que se suele aplicar anestesia local.

No obstante, después de los efectos de la anestesia es habitual sentir sensibilidad dental aguda.

Esta sensación no debería durar demasiados días.

De lo contrario, se recomienda acudir al dentista de confianza.

En las clínicas PropDental aplicamos las técnicas más avanzadas en endodoncia.

Además adaptamos estas técnicas mínimamente invasivas a las necesidades de tu sonrisa.

Nuestro objetivo es recuperar una sonrisa más sana, bonita y funcional.

¿Y después de la endodoncia qué?

La endodoncia se realiza con anestesia local, por lo que el proceso es indoloro.

No obstante, conviene cuidar el proceso de recuperación.

De este modo el diente queda igual que el resto, sin alteraciones a nivel estético ni funcional.

Aunque el proceso es indoloro, al pasar los efectos de la anestesia el paciente experimenta una ligera inflamación, especialmente en la mandíbula.

También es normal sentir sensibilidad dental ante algunos estímulos como las bebidas muy frías. Pero estos síntomas deberían desaparecer a los pocos días después de la endodoncia.

Después de este proceso el diente queda totalmente restaurado.

De hecho los primeros días son claves para un buen proceso de recuperación. En esta etapa es fundamental realizar una buena rutina de higiene bucodental.

Es decir, cepillarse los dientes y las encías después de cada comida.

No obstante, para evitar el dolor recomendamos no ejercer demasiada presión y realizar movimientos suaves.

Después de una endodoncia la pieza dental queda sin nervio.

Por tanto el paciente no debería experimentar más dolor.

En este sentido es muy importante acudir al odontólogo con frecuencia y realizar un seguimiento.

En las cínicas PropDental aplicamos las técnicas más avanzadas para que experimentes el mínimo dolor y obtengas los mejores resultados con tu sonrisa.

Sobre el autor:

Dra Clara Duarte Fernández Cueto
La Dra Clara Duarte Fernández Cueto es licenciada en odontología y experta en endodoncia en Clínicas Propdental.
Endodoncista exclusiva
Licenciada en Odontología. Universidad Internacional de Catalunya (UIC). 2003-2008
Máster en Endodoncia clínica con microscopio y en cirugía endodontica por la UIC en 2008.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Las claves sobre la endodoncia"

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de propdental.es

Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?

En propdental.es te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el blog.

Además, si quieres que te notifiquemos vía email, usaremos el email y el nombre que has proporcionado para poder enviarte las respuestas sobre este artículo

PEDIR CITA
TE LLAMAMOS

Te llamamos
Pide cita