CLÍNICAS DENTALES EN BARCELONA
PIDE CITA AHORA
934 914 914
Español Français English
Inicio » Pasos para realizar una buena endodoncia

Pasos para realizar una buena endodoncia

Publicado por Dr. Dario Vieira el 18 marzo 2016 en Odontologia

Como paso previo a la práctica de la endodoncia en sí, es necesario que se elimine la parte dañada del diente y que controlemos la situación que ésta ha causado. También será importante que decidamos en el caso de ser posible el realizar la restauración de la pieza en función la pérdida de estructura que ésta haya sufrido. En el momento donde una fractura termina por alcanzar la pulpa dental o en el caso en el que la infección se encuentre ligada a una enfermedad periodontal, es muy posible que nos sea harto difícil, cuando no imposible, que consigamos salvar el diente.

Pasos de la endodoncia

Para comenzar, lo primero que deberemos hacer es administrar anestesia local para que el paciente no sufra molestias, ya que con ésta tanto el diente como los tejidos adyacentes se dormirán. Es muy importante que el dentista no comience a realizar la técnica hasta que la anestesia haya hecho efecto por completo. En el caso de que la sedación local no sea suficiente ya sea por miedo a las agujas o al dentista, en las Clínicas Propdental encontramos otra opción de sedación, llamada sedación consciente. Mediante esta técnica, el paciente queda en un estado de paz y tranquilidad, peor a su vez se mantendrá consciente para poder seguir las órdenes que el dentista le pida realizar.

Siguiendo con la técnica, tenemos que colocar el protector. Éste nos dejará únicamente a la vista el diente que se encuentre dañado, y realizará las veces de aislante de los demás. Esto permitirá que el tratamiento sea llevado a cabo en un ambiente aséptico, esterilizado y libre de la contaminación de los agentes bacterianos que podríamos encontrar o bien en la saliva o en el resto de piezas dentales. En el momento en el que hayamos colocado esto, se deberá realizar un pequeño agujero en la cavidad masticatoria (en el caso de que haya que tratar un molar) o por detrás del diente (en el caso de que no sea uno de los molares). De esta manera, conseguiremos entrar a la cámara pulpar y a los conductos radiculares de la pieza dental.

Ahora pasaremos a la eliminación de la pulpa muerta o dañada, mediante la instrumentación que ha sido diseñada de forma específica para limpiar los conductos radiculares y la cámara pulpar. Mediante el efecto de la anestesia local, esta técnica no nos producirá ningún tipo de dolor. En el momento en el que la pulpa y los nervios que ésta contiene sean extraídos, el diente que estamos tratando dejará de poder sentir frío, calor o incluso dolor.

Los conductos tienen que ser desinfectados mediante el uso de sustancias antisépticas y antibacterianas. En el momento en el que hayamos hecho esto, tendremos que pasar a reformar los camales, para así poder terminar sellándolos de forma perfecta, mediante un sellador de material biocompatible. Como paso previo a esto, tendremos que volver a limpiarlos, para así eliminar cualquier resto de tejido como paso previo a la obturación de canales.

Los empastes escogidos deben ser elegidos a consciencia, ya que tendrán que adaptarse a la perfección con la tipología de los canales y del diente. Este proceso es muy importante para prevenir nuevas infecciones en la zona por parte de los agentes bacterianos, por lo que el trabajo a realizar por parte del endodoncista tiene que ser muy meticuloso. Una vez hecho esto, tenemos que pasar a la colocación de un empaste temporal o permanente. Éste se encargará de sellar el acceso al agujero que hemos tenido que hacer para llegar a los canales radiculares. Será en este momento cuando tengamos que retirar el protector que se encargaba del aislamiento del diente a tratar de las demás piezas dentales. Si llegara el caso donde no encontramos una suficiente estructura dental que se pueda restaurar mediante un empaste, el endodoncista o el propio dentista pueden colocar un poste en uno de los canales radiculares, lo que hará las veces de soporte extra al empaste dental.

Después del tratamiento, es posible que se indique realizar un tiempo de toma de antibiótico, para así prevenir o tratar una hipotética infección. Una vez llegados a este punto, el paciente tendrá que seguir a ratajabla todas las indicaciones que le realice el dentista o el endodoncista de forma meticulosa. Los efectos secundarios que provoca el tratamiento son mínimos, y suelen tener una duración que varía entre los dos días y una semana. Es totalmente usual que sintamos un poco de incomodidad después del tratamiento. Si esto ocurre, podemos llegar a tratarla mediante el empleo de fármacos que nos recomiende el dentista de Propdental.

El diente que haya sido restaurado necesitará una corona o un empaste para así reemplazar la estructura dental perdida, que además proporcionará un sellado completo y seguro. El endodoncista derivará al dentista, para que él sea el que decida cuál debe ser el tipo de restauración que más conviene. Este es un paso realmente importante, ya que en el caso de no ser realizado correctamente, veremos incrementado el riesgo de infección.

Igual que encontramos también en el sistema de raíces de una planta, los canales radiculares de la pieza dental cuentan con una rama principal y otras muchas secundarias; todo este sistema tiene que sellarse durante el tratamiento de los conductos radiculares para que este tratamiento llegue a ser exitoso a largo plazo. Debido a que los conductos radiculares son espacios muy pequeños, necesitaremos de una gran precisión y un gran tacto para tratarlos de forma correcta. Por ello, los endodoncistas de Propdental siempre se ayudan por modernas tecnologías incluyendo radiografías digitales, estas nos permite estudiar la situación de los conductos, tanto antes como después del tratamiento.
Así, conseguimos verificar que éstos se hayan sellado correctamente. También usaremos herramientas ultrasónicas para eliminar el material que se haya dañado, así como empastes antiguos.

¿Se acerca tu tratamiento endodóntico y estás nervioso, porque desconoces este procedimiento? Después de leer este artículo no deberían quedarte dudas, y es que muchos de los miedos dentales vienen motivados por el desconocimiento. Los dentistas de Propdental siempre te explicarán al detalle cualquier punto que quieras saber, y resolverán todas tus dudas para que no tengas nada que temer.
El equipo endodoncista de confianza en Propdental tiene años de experiencia a sus espaldas, por lo que sus miles de casos tratados anualmente de forma satisfactoria son la mejor garantía de calidad.

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Pasos para realizar una buena endodoncia"

Deja tu comentario